Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Olvidan La Primavera a nueve meses del gran incendio

Olvidan La Primavera a nueve meses del gran incendio

Prometieron dinero, sistema de videovigilancia, cambios en el manejo del Área Protegida, un programa de manejo actualizado y estrategia de prevención de incendios, entre otras cosas.

Incendio en La Primavera. Foto:Armando Armenta

Incendio en La Primavera. Foto: Armando Armenta

Por Agustín del Castillo

18 de diciembre de 2013.- En discurso se quedaron las promesas de apoyo al Bosque de La Primavera luego del megaincendio de abril de 2012 que afectó 8 mil 277 hectáreas dentro del Área Natural Protegida y Reserva de la Biosfera, ubicada junto a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Las promesas vinieron desde el entonces Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, pasando por el Gobernador Emilio González Márquez; el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Álvaro García Chávez, además de funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), entre otros.

Lo prometido que no se ha hecho:

Reunión de evaluación del incendio. Foto: Gob de Jalisco

Reunión de evaluación del incendio. Foto: Gob de Jalisco

PGR y Profepa: Resultados de las pesquisas que den con responsables del siniestro.

Gobierno de Jalisco: Transformación de como se está manejando el bosque.

Gobernador de Jalisco: Creación de un mercado de servicios ambientales.

Conanp: Nueva forma de administrarse el bosque, y nuevo programa de manejo del Área de Protección de Flora y Fauna

Seder: Un Programa de manejo preventivo del fuego y combustibles.

Seder: Sistema de videovigilancia.

Seder: Nuevo centro de capacitación de bomberos forestales. Equipo de combate del fuego.

Gobierno del Estado: Incremento presupuestal (pasó de 7 millones a 15 millones, pero queda debajo de las necesidades mínimas, que ascienden a 25 millones de pesos).

Lo que sí se ha hecho:

Conafor: Ya entregó la primera remesa de recursos para financiar restauración del bosque quemado

El detalle

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente gastó un millón de pesos de sus raquíticos recursos en una cámara de videovigilancia, para impulsar el sistema que prometió colocar la Secretaría de Desarrollo Rural, que se compone de varias cámaras y sensores remotos, con un costo aproximado de 10 millones de pesos.

El Bosque de La Primavera tiene un decreto presidencial de protección emitido en 1980, por lo que se consideras un Área Natural que debe administrar el Gobierno federal, aunque desde 1996 existe un convenio para que esta función la realice el Gobierno de Jalisco.

Debido a los malos resultados del convenio, el 18 de mayo de 2012, a menos de un mes del incendio, Felipe Calderón, entonces Presidente de México, anunció en evento realizado en la Base Aérea de Zapopan, una serie de instrucciones no fueron atendidas.

“He pedido al titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) que revise los alcances del convenio con Jalisco, y que asegure la mejor manera de conservar los ecosistemas”, dijo Calderón.

“Tenemos que encontrar entre el Gobierno de Jalisco y el Federal la mejor manera de financiar la manutención de esta Área Natural Protegida, (…) el titular de Conanp (Luis Fueyo MacDonald) tiene la misión de que proponga el mecanismo financiero al que me refiero, para que se pueda instrumentar antes del término de esta administración”.

Tal revisión está atorada, reconocen funcionarios. El convenio de coadministración permanece intocado. Además, hay en proceso una revisión del programa de manejo, el cual debió quedar listo en el mes de noviembre, de acuerdo con la Conanp, sin que esto haya ocurrido así como tampoco las respectivas consultas públicas.

Lo de fondo, la transformación institucional del organismo que administra el bosque, tampoco se ha revisado: el planteamiento es abandonar como funciona ahora, a través de una dirección ejecutiva con limitadas capacidades que depende de un fideicomiso poco funcional.

Lo que se planteaba, por parte del Gobernador, Emilio González Márquez, era transformar esta situación a un organismo público descentralizado o una junta intermunicipal. A nueve meses del incendio sigue la misma endeblez institucional: la dirección ejecutiva no puede ejercer actos de autoridad y ni siquiera otorgar seguridad social a sus trabajadores.

Aquel día, Calderón también destacó la importancia del programa de uso del fuego, “para la prevención, control y combate del fuego, de acuerdo a las características del ecosistema; hay especialistas que se están incorporando a este esfuerzo, como el doctor Enrique Jardel, de la UdeG, y creo que todas las voces incorporadas y que desde hace tiempo están preocupadas por La Primavera son bienvenidas en este esfuerzo”.

No existe tal trabajo, al grado que Enrique Jardel Peláez reconoció que nadie lo ha buscado para trabajarlo.

Vista aerea del incendio. Foto: Conafor

Vista aerea del incendio. Foto: Conafor

Tres semanas antes, el ex presidente le pidió a la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales, ahondar en las causas del siniestro y delimitar alguna responsabilidad criminal, apoyada en el trabajo de la Procuraduría Federal. Tampoco hay novedades ante la opinión pública, aunque personal del Ministerio Público ha acudido a esta ciudad a interrogar a diversos actores, incluso el pasado mes de diciembre.

La estatal Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) propuso dar utilidad al Centro de Educación Ambiental de Agua Brava, propiedad estatal en el bosque, que hasta ahora es un elefante blanco y construir allí “el Centro Nacional de Capacitación y Adiestramiento de Bomberos Forestales”, a un costo de 55 millones de pesos, y que permitirá certificar a los combatientes de incendios de todo el país. El avance es nulo.

Otra propuesta importante del secretario Álvaro García Chávez fue comprar equipo de combate por 22.3 millones de pesos, pero no ha contado con un peso nuevo para avanzar en ese sentido.

Scroll to top