Esta aqui:Inicio » Agua » Opinión: Cuatrociénegas nos necesita con urgencia

Opinión: Cuatrociénegas nos necesita con urgencia

La Dra. Valeria Souza Saldivar, del Instituto de Ecología, UNAM, hace un recuento de la crisis por la que atraviesa Cuatrociénegas debido a las actividades humanas y la inoperancia de Conagua

Laguna Churince. Foto del blog de Valeria Souza

Por Valeria Souza Saldivar /Fotos Laguna Churince

El Valle de Cuatrociénegas en Coahuila (CCC) es un sitio único e irrepetible en nuestro planeta. Es un oasis que tiene comunidades microbianas llamadas estromatolitos que están formadas por aquellos microorganismos marinos que hicieron de este, nuestro planeta, un planeta azul lleno de vida al cambiar la atmósfera primitiva hace miles de millones de años e inducir cambios climáticos globales que hicieron del mar un mar habitable marcando el final del Precámbrico hace 560 millones de años y propiciando así la evolución de todos los organismos grandes que conocemos. Lo que hace de CCC un lugar único es que estas creaturas microscópicas que terraformaron a la Tierra sobrevivieron, solo aquí, y por lo tanto tienen el secreto sobre los procesos fundamentales que hacen que la vida sea posible en este planeta.

Sin embargo, este sitio único e irrepetible que sobrevivió a todo, ahora corre un grave peligro. A finales de los setenta una compañía ganadera de Torreón, Ampuero, abrió al cultivo de alfalfa el Valle de Calaveras, justo al norte, secando el potente manantial que durante siglos alimentó a los viñedos, las nogaleras y las huertas de este bello pueblo. Luego, en 2001, por sugerencia del entonces gobernador Enrique Martínez, aparecieron grandes desmontes en el Valle del Hundido, al sur de CCC para cultivar alfalfa para los ganaderos de Torreón que proveen de leche a LALA y a Nestlé.

Después de entender lo que estaba en juego, en febrero 2007 LALA se retira del Hundido y se vuelve socio en la conservación al apoyar la educación ambiental en el valle de CCC. Ese mismo año, se declara la veda sobre el uso del agua en el valle del Hundido quedando pendiente la de Cuatrociénegas y Calaveras-Ocampo. Sin embargo, no son los grandes productores en los valles vecinos quienes afectan mas a las pozas que albergan a las creaturas ancestrales, son los ejidatarios dentro de CCC quienes desde hace 60 años hicieron una serie de canales para irrigar por gravedad sus parcelas en el desierto, no solo dentro del valle sino también a 80 km de distancia en los municipios de San Buenaventura y Frontera.

Dada la importancia de CCC, el Presidente de la República, Felipe Calderón, declara su intención de salvar CCC en febrero de 2007 y otorga el congreso un presupuesto de 347 millones de pesos para que Comisión Nacional del Agua (Conagua) realice las obras pertinentes para optimizar el riego en las parcelas ejidales y regresarle al acuífero al menos 600 lt por segundo.

Más tarde, el gobierno de Coahuila bajo Humberto Moreira incrementa este presupuesto a mil millones de pesos. Sin embargo, los años pasan y no se ve ninguna actividad para rescatar al acuífero de CCC por parte de COnagua Coahuila, a cargo del Ing. Guillermo Barrios quien argumenta que se están realizando los estudios pertinentes en el Colegio de Posgraduados (COLPOS). En 2011, por medio del IFAI se descubre que el investigador responsable por parte de COLPOS se lleva 40 millones de pesos a su cartera y 4 años después no hay ningún estudio.

Durante este periodo el deterioro de las pozas y los humedales de Cuatrociénegas fue en aumento hasta llegar a la tragedia de las lagunas de Los Güeros en el Churince (al oeste del valle) en octubre de 2011 en donde el nivel bajó como no se había visto en 10 mil años y el sedimento descubierto era un tapete de peces muertos y tortugas que murieron buscando un agua que ya no encontraron. Como respuesta al desastre, los ejidatarios acuerdan cerrar la compuerta que saca el agua por el canal de La Becerra y el ecosistema se recupera en febrero 2012, aunque las poblaciones de peces y tortugas se ve seriamente comprometidas. Simultáneamente, la presión por parte de la prensa hace que Conagua empiece a actuar, uno pensaría que para el bien del ecosistema….

Laguna Churince. Foto del blog de Valeria Souza

Laguna Churince. Foto del blog de Valeria Souza

Conagua incumpliendo todas las condicionantes del Área Protegida, ejecuta un proyecto para modernizar el riego de una manera nada transparente y lo pone en marcha en junio 2012. En noviembre de este mismo año, la Laguna de los Güeros, en el Churince, muestra el mismo panorama desolador que el año anterior con la diferencia de que en esta ocasión no fue la sequía como argumentaba Conagua (llovió 300 mm) sino son las obras de Conagua que están sacando del valle 700 litros por segundo en lugar de recargar al acuífero.

Esto no es un error humano, sino una obra diseñada con alta tecnología para vaciar al valle al poner tubos que extraen a 4 metros de profundidad el agua del manantial principal que antes los ejidatarios sacaban a menos de 1 metro. Por otra parte, la maquinaria pagada con nuestros impuestos está destruyendo lo que queda de las pozas en los ejidos del Venado y Antiguos Mineros al Este del valle de Cuatrociénegas sin ningún estudio de impacto ambiental. Los ejidatarios inconformes con que saquen la poca agua que les queda para abastecer otros municipios impiden la obra y Conagua amenaza que va llevar al ejercito a calmarlos.

El Ing. Guillermo Barrios anunció este noviembre 5 que se va de Conagua, probablemente con el bolsillo abultado, a contender para ser alcalde de Monclova dejando al valle de Cuatrociénegas en un estado lamentable, ¿será posible que nadie le pida cuentas? ¿Podremos como sociedad rescatar a este oasis extraordinario? ¿Será posible que el senado recupere los recursos no ejercidos para el rescate de CCC y se hagan las obras requeridas? ¿Se decretará finalmente la veda prometida para Cuatrociénegas?

Valeria Souza Foto UNAM

Valeria Souza Foto UNAM

La vida me ha enseñado a no confiar en las autoridades corruptas, pero también me ha enseñado a confiar en nuestra gente, en México. He depositado toda mi confianza en los jóvenes del CBTA 22 de Cuatrociénegas, les acabamos de instalar un laboratorio de biología molecular con recursos de SEP, Slim y LALA, tenemos 60 becarios que van a salir 2 veces por semana a capturar a un pez invasor, el pez joya, que pone en peligro a los pocos peces endémicos del Churince. Mientras que salen al campo van a tomar muestras del agua, del suelo del sedimento y a comparar (utilizando técnicas moleculares) a los microbios que los rodean con los microbios de las pozas.

Vvan a secuenciar el ADN de estos microbios para descubrir nuevas especies y entender su ecosistema. Estos chicos y chicas escribirán sus experiencias en el campo, y las comunicaran por medio de las redes sociales, pero mas que nada, van a trabajar para que sus padres, en los ejidos, puedan ver de manera diferente el milagro del agua en el desierto.

 

Scroll to top