Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Partidos políticos: sólo maquillaje verde

Partidos políticos: sólo maquillaje verde

Nota de Greenpeace

DF, México — Greenpeace realizó un análisis de las plataformas políticas rumbo a las elecciones este 5 de julio y sólo encontró errores, vacíos y contradicciones al abordar temas de medio ambiente, además de que ignoran las causas de los problemas ambientales y cómo deben atenderse

Las plataformas electorales de los partidos políticos que participarán en las elecciones del próximo 5 de julio contienen errores, vacíos y contradicciones al abordar los temas ambientales, señaló Greenpeace, que hizo un análisis de las plataformas electorales que cada partido político presentó al IFE para sustentar sus compromisos de campaña en el periodo 2009-2012.

Principales conclusiones: los ocho partidos no toman en cuenta las causas de los problemas ambientales que afectan al país y no explican de forma detallada cómo deben atenderse. Además, en sus propuestas, confunden las facultades del Poder Legislativo con las del Ejecutivo.

Las ocho propuestas de los partidos están desarticuladas

En los documentos no se reconoce que el problema del cambio climático es transversal, y sólo se aborda como un fenómeno independiente de la economía, del sector energético, agropecuario, del transporte o del turismo.

“Los tomadores de decisiones necesitan hacer frente al agotamiento de los recursos naturales y a fenómenos como el cambio climático. Esto definitivamente no esboza en las plataformas de los partidos, ya que no dan un tratamiento integral a los problemas ambientales. La sociedad que está convocada a las urnas este 5 de julio para elegir a sus legisladores tiene derecho a saber cómo se van a atender los rezagos existentes en materia ambiental. Esperamos que los candidatos electos no se dejen llevar por la coyuntura y realmente tengan una planeación en la que el medio ambiente sea alta prioridad”, señaló Alejandro Olivera, coordinador de campañas de Greenpeace México.

Greenpeace envió a los Comités Ejecutivos Nacionales de los ocho partidos políticos, los 17 puntos mínimos (1) que debe contener una plataforma electoral en materia de medio ambiente, sin embargo hasta la fecha ningún partido las ha adoptado.

Aquí, algunas observaciones:

Partido Acción Nacional (PAN)
– Recalca la intención de impulsar leyes aprobadas y temas que fueron parte de la agenda de la LX Legislatura, como la Ley General de Turismo y modificaciones realizadas a la Ley de Amparo, Ley de Extinción de Dominio y Ley de Adquisiciones, arrendamientos y servicios del Sector Público; algunas de éstas nocivas para el medio ambiente.
– No abordan el tema de pesca, a pesar de ser éste muy relevante en el contexto nacional al considerarse una de las principales actividades productivas del país, generadora de empleos y de derrama económica.
– No consideran el tema de eficiencia energética, a pesar del potencial que tiene como herramienta para reducir emisiones de gases de efecto invernadero.
– No hay un posicionamiento con respecto a los Organismos Genéticamente Modificados (OGM).
– Las propuestas se ajustan al “paraguas” presidencial. El PAN debería impulsar una agenda legislativa pro-desarrollo en lugar de pro-presidencial.
– Supedita la actualización del marco legal para combatir el cambio climático a los compromisos que el Gobierno Federal adquiera en el exterior. No hay compromisos de partido.

Partido Convergencia
– No reconoce el cambio climático como una amenaza para el desarrollo del país. La única ocasión en que se menciona el cambio climático es cuando se propone una política exterior congruente para México.
– Se aborda la promoción de fuentes alternativas de energía para preservar el medio ambiente pero destina bastante más espacio a rediseñar el sector energético tradicional enfocándose en la explotación del petróleo, energía sucia que fomenta más cambio climático.
– Dedica demasiado énfasis a los temas de reestructuración del Estado sin proponer un modelo alterno viable. Constantemente se refiere al bienestar de la gente pero deja de lado los temas medioambientales.
– No hay propuestas concretas sobre qué leyes hay que crear o modificar para alcanzar los objetivos propuestos.

Partido Nueva Alianza (Panal)
– No existen en esta plataforma propuestas sustanciales: el tema medioambiental se aborda tangencialmente y de forma retórica.
– No hay posicionamiento con respecto al cambio climático, el agua, las energías renovables o los transgénicos.
– No propone creación o modificación de leyes para lograr los objetivos que sugiere.
– El documento que registraron ante el IFE se titula Plataforma Electoral 2008-2009, cuando el periodo en cuestión es 2009-2012.

Partido de la Revolución Democrática (PRD)
– Emplea indiscriminadamente el término “sustentabilidad” y sus derivados sin siquiera definirlo.
– Las propuestas ambientales son muy generales. Sugiere “una política ambiental coherente y sistemática” pero no propone cómo lograrla.
– No aborda el tema de pesca, ignorando el potencial de pérdida de empleos y aumento de la pobreza en estados costeros debido a la vulnerabilidad de esta actividad productiva a los efectos del cambio climático.
– En materia energética, se enfoca totalmente en renovar la ecuación petrolera: Petróleo como eje de la política energética. Consideran el uso de nuclear.
– No hay un pronunciamiento en torno a los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) sus efectos en la salud y en el medio ambiente.
– Habla de que México debe asumir un compromiso en la lucha contra el calentamiento global pero no dicen qué tipo de compromiso o cuáles serían los objetivos de esta “lucha”.

Partido Revolucionario Institucional (PRI)
– Sugiere una planeación ambiental mejor integrada entre los tres órdenes de gobierno pero no definen las acciones necesarias para lograr tal integración.
– No hay un posicionamiento con respecto a Organismos Genéticamente Modificados (OGM), y sus efectos para la salud humana y el medio ambiente, sólo se menciona el tema del etiquetado de transgénicos.
– No hay una propuesta concreta para detener la deforestación. Las plantaciones y la agroforestería no son suficientes para garantizar una política forestal sustentable.
– No se abordan los temas de manejo de residuos, reciclaje ni tóxicos.
– Postura pro-nuclear, a pesar de los riesgos que esta tecnología trae consigo.

Partido Social Demócrata (PSD)
– No aborda el tema de cambio climático.
– No es claro el posicionamiento con respecto a biocombustibles ni organismos genéticamente modificados.
– El documento es muy descriptivo pero las propuestas son demasiado generales y, en ciertos casos, ambiguas.
– No tiene una posición con respecto al uso de energía nuclear.

Partido del Trabajo (PT)

– No señala la importancia de diversificar la matriz energética. Este documento también se enfoca en rediseñar el sector energético tomando como eje el petróleo y no incluye la oportunidad que representan las energías renovables.
– No propone medidas concretas para combatir la falta de acceso a recursos básicos como el agua.
– No existe una propuesta para detener y revertir el deterioro ambiental del país.
– No es atribución del Legislativo crear ONG’s. Podría proponer la creación y ampliación de los espacios de participación existentes para la sociedad civil organizada, como las consultas públicas. Una buena propuesta sería fortalecer las facultades y capacidades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Partido Verde Ecologista de México (PVEM)

– Hay varias ideas y propuestas que se repiten a lo largo del documento.
– En temas como agua y transgénicos, el posicionamiento del partido no es claro. En el primero, por un lado habla de “obras de infraestructura hidráulica de gran envergadura” y por el otro, propone “construir minihidráulicas”. En el tema de transgénicos el partido tiene una postura ambigua, porque propone que “el Presupuesto de Egresos de la Federación no apoye el uso masivo de semillas mejoradas genéticamente”, pero por otro lado promueve “regular las actividades de liberación, transporte y comercialización de organismos genéticamente modificados”.
– Recurrentemente propone el uso de “recursos presupuestales etiquetados” como herramienta para monitorear los presupuestos asignados a determinadas áreas; sin embargo, éstos recursos “etiquetados” tampoco son del todo verificables.
– Está probado que el sistema de Áreas Naturales Protegidas (ANP) es ineficiente, ya que las ANP son decretadas y muchas no tienen planes de manejo ni son respaldadas; a pesar de ello, el PVEM lo propone como el eje central de su política de conservación de la biodiversidad nacional, sin fortalecer el respeto municipal, estatal y federal a esas áreas.
– Propone la captura y secuestro de carbono pero no especifica si se refiere al geológico o al biológico. No considera los riesgos que existen en torno a la tecnología que se requiere, los costos y daños secundarios potenciales al medio ambiente.
– En varios apartados establece que promoverán la creación o modificación de Normas Oficiales Mexicanas (NOM); sin embargo, ésta no es facultad del Legislativo.

— Greenpeace México

Notas:
1.- Los 17 puntos mínimos se pueden consultar en: http://www.greenpeace.org/mexico/news/medio-ambiente-ausente-en-cam

Scroll to top