Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Pedirán urgencia ambiental en El Salto

Pedirán urgencia ambiental en El Salto

El senador priista afirmó que es un tema que ya no pueden resolver ni los municipios ni el gobierno del estado.

Sonia Serrano – PÚBLICO

La solución a los problemas de contaminación del río Santiago, a su paso por los municipios jaliscienses de El Salto y Juanacatlán, ya rebasó las posibilidades de los ayuntamientos y del propio estado, por lo que es necesario que a escala federal se declare emergencia ambiental, señaló ayer el senador por Jalisco Ramiro Hernández García.

En entrevista, el legislador federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) anunció que este mes llevará el tema a la tribuna de la Cámara de Senadores, en virtud de que la Comisión de Medio Ambiente no actuó sobre el tema.

Hernández García recordó que ya se había presentado un punto de acuerdo para que se integrara una comisión de senadores que hiciera una visita a la zona y “pudieran corroborar los daños ambientales que existen”.

La iniciativa corrió la suerte que tienen normalmente estas propuestas: se turnó a la comisión respectiva, que tendría que pedir información a las autoridades estatales y ambientales y posteriormente integrar un pronunciamiento. El proceso ni siquiera se ha concluido porque las dependencias no han respondido.

Ramiro Hernández dijo que no está satisfecho con el trato que se dio al punto de acuerdo, por lo que este mes insistirá en la tribuna que se tienen que realizar los estudios necesarios para que esa zona se declare emergencia ambiental.

El senador priista afirmó que es un tema que ya no pueden resolver ni los municipios ni el gobierno del estado, por lo que sólo mediante la declaración se puede obligar al gobierno federal a que lo considere una prioridad, “por los daños que se han causado y por los niveles de contaminación y la afectación a la población”.

Afirmó que tiene que darse un rescate urgente del río y solucionar todos los problemas que generan su contaminación.

La contaminación en el río Santiago es generada por las descargas industriales de empresas que vierten sus aguas sin tratar, de manera ilegal; por el paso de una parte de las aguas negras que genera la zona metropolitana y por el escurrimiento de lixiviados del basurero de Guadalajara, entre otros aspectos.

Scroll to top