Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Piden habitantes de Hostotipaquillo la presencia de Derechos Humanos; es inaplazable, afirman

Piden habitantes de Hostotipaquillo la presencia de Derechos Humanos; es inaplazable, afirman

En la obra de La Yesca, trabajadores sin seguro social y hostigamiento constante a ejidatarios

Hostotipaquillo, 9 de marzo.- Desde que comenzó la construcción de la presa hidroeléctrica La Yesca, en el municipio de Hostotipaquillo, la violación a los derechos humanos es el pan de todos los días.

Jorge Covarrubias – LA JORNADA JALISCO

Al representante de la recién creada asociación Frente Ciudadano, Abraham Rodríguez Gómez, le faltan dedos para contar las injusticias que está sufriendo la población con el megaproyecto; obreros que trabajan sin seguro social, hostigamiento a ejidatarios y pequeños propietarios a quienes atosiga la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que cedan sus propiedades; una pluma de control de acceso en el poblado de Mesa de las Flores y un río –el Santiago– contaminado que abastece de pescados a los habitantes del Paso de la Yesca.
La presencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), dijo Rodríguez Gómez, es inaplazable, por lo que ya tramitan una visita del ombudsman jalisciense, Felipe de Jesús Alvarez Cibrián.
“Trabajadores sin seguro social, eso es una violación flagrante a la Ley Federal del Trabajo”, hizo hincapié.
La organización civil nació hace cuatro meses a iniciativa de unos cuantos pobladores preocupados por la devastación que está causando la construcción del embalse. Sus oficinas son precarias, lo poco que tienen se ha hecho a base de cooperaciones.
“Se han hecho cooperaciones para teléfono, para sillas, andamos en días de constituir en forma, porque queremos bien en forma. Queremos tener abierto todo el día, con teléfono, para que cuando vengan organizaciones, medios de comunicación, personas que quieran llegar a preguntar, tener bolsa de trabajo, tener orientación, tener varios servicios”, comentó.
Rodríguez Gómez precisó que será importante para Hostotipaquillo que una de las oficinas anunciadas por el organismo defensor de las garantías individuales se instale en el municipio.
Frente Ciudadano, por lo pronto, está siendo asesorado por la Fundación Cuenca Lerma Lago Chapala-Santiago y el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder), organizaciones sociales de mayor experiencia que también han constituido una resistencia a los proyectos hidráulicos que amenazan con devastar la fauna, vegetación y poblaciones locales.
La Jornada Jalisco publicó ayer que la derrama económica que generará el megaproyecto se ha repartido entre las compañías trasnacionales que eligió la Comisión Federal de Electricidad, más de 767 millones de dólares que irán a los bolsillos de extranjeros, cacicazgos y políticos del estado de Nayarit, según denunciaron habitantes del municipio.
“Aquí con muchos esfuerzos compramos un camión, en abonos, con muchos esfuerzos después de meses empezó a trabajar. Oyes y compañías de Nayarit, camiones y camiones nuevos, y se han oído rumores que detrás de esos camiones está un diputado, detrás de otro camión el secretario general de Gobierno de Nayarit, detrás de otro camión el cuñado del gobernador, detrás de otro camión está su gente del gobernador o el líder sindical. Lo que es negocio no le está dejando nada al pueblo”, indicó Rodríguez Gómez.
Al igual que en la presa de El Cajón, construida en el estado de Nayarit, los integrantes de Mapder visualizan que La Yesca será levantada con amenazas, coerciones, mentiras, falta de información, chantajes y corrupción por parte de funcionarios de la CFE.
En su página de Internet, www.mapder.org, relatan que los campesinos de la comunidad de El Ciruelo –donde se levantó la cortina del embalse– fueron reubicados a viviendas de pésima calidad y hasta la fecha no han sido indemnizados por la inundación de sus tierras, donde especies únicas de ciruelo quedaron bajo el agua. Lo anterior derivó en un plantón en la ciudad de Tepic, capital del estado.
“De estos árboles la comunidad vivía y de la cosecha de cada árbol obtenían más de mil pesos, árboles que fueron pagados entre 300 y 800 pesos cada uno por la CFE”, menciona uno de los comunicados.
Rodríguez Gómez resumió tristemente que en Hostotipaquillo la gente nomás está “chupándose el dedo”.
“Yo estoy con la iniciativa de hacer un documento, mandárselo al Presidente de la República, diciéndole que en Hostotipaquillo nomás nos estamos chupando el dedo aquí, que ocupamos inversión, que CFE verdaderamente cumpla su función social, aquí con el municipio”, concluyó.
Scroll to top