Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Piden intervención de la CNDH en conflicto limítrofe entre Jalisco y Colima

Piden intervención de la CNDH en conflicto limítrofe entre Jalisco y Colima


Alejandra Guillén . EL INFORMADOR

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) ha solicitado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que intervenga en el conflicto que existe actualmente en la comunidad de Las Pesadas, perteneciente al ejido de Ayotitlán, municipio de Cuautitlán de Barragán, Jalisco, donde agentes policíacos de Colima tienen rodeada a la población con el argumento de que el territorio les pertenece.

La tensión limítrofe entre ambos estados es añeja, pero se reactivó este lunes cuando más de 50 nahuas acudieron a los terrenos de Las Pesadas a colocar mojoneras y a remover postes y cercos levantados por los hermanos Luis y Elidio de apellidos Monroy Nieves, a pesar de que en 1997 perdieron una controversia agraria que ellos mismos interpusieron exigiendo la propiedad de estos terrenos.

Con este panorama, los indígenas de Ayotitlán decidieron recuperar los predios con sustento en la sentencia definitiva dictada por el Magistrado del Tribunal Agrario del Décimo Tercer Distrito (expediente 52/95), a la cual tuvo acceso EL INFORMADOR.

El tercer visitador de la CEDHJ, Alfonso Hernández Barrón, señala que el miércoles visitaron la zona y la situación es de “tensa calma”, ya que la presencia de elementos policíacos de Colima intimida a la población.

“Es una muestra más de la desatención que han tenido los gobiernos hacia los problemas por la incertidumbre de los límites en las poblaciones de Colima y Jalisco. En este caso particular, las autoridades agrarias (de los nahuas) intentaron recuperar territorios que dicen que les pertenecen por resoluciones de carácter judicial, particularmente de tribunales agrarios, y hay otros particulares que han recibido el respaldo de autoridades de Colima”.

Hernández Barrón resalta que “lamentablemente constatamos que hay fuerte presencia policíaca de Colima, en mucha mayor proporción que de Jalisco. Y en teoría existe el acuerdo (logrados cuando se tensionó la relación entre ambas partes por el predio La Culebra) de no mantener elementos de seguridad, para distensionar el conflicto”.

Ayer, la CEDHJ pidió a autoridades de Cuautitlán y a la Dirección de Seguridad Pública del Estado de Jalisco, que se presenten en el polígono de conflicto en apoyo a los pobladores.

Jalisco y Colima colindan en siete y cinco municipios, respectivamente. Los problemas territoriales que existen son entre Cuautitlán y Minatitlán, y Cihuatlán y Manzanillo. “Curiosamente ambas zonas contienen riquezas naturales importantes, en Cuautitlán hay zonas forestales y de minería, y en Cihuatlán, en el predio La Culebra, donde ha habido conflictos recientes, es una zona de playas muy hermosas”.

La UACI asegura que Las Pesadas es de Jalisco

La Unidad de Apoyo a Unidades Indígenas (UACI) de la Universidad de Guadalajara asegura que los nahuas de Ayotitlán recuperaron el predio, con base en las facultades que la Constitución Política, la Ley Agraria y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo otorgan a los pueblos indígenas para ejecutar las resoluciones judiciales.

“Lo más importante es que este conflicto es interno, entre ejidatarios, en predios que ya están delimitados por personal del INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) cuando se hizo la delimitación de los ejidos. Quedó bien claro que no es una zona de conflicto con Colima; son predios de Jalisco y en ese momento nadie reclamó nada”, explica Jaime Hernández de la UACI, quien asesora legalmente a la comunidad.

Por ello, dice que la demanda que interpuso el Gobierno de Colima en contra de los nahuas de Ayotitlán, no prosperará.

Scroll to top