Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Pierden la batalla contra los pendones

Pierden la batalla contra los pendones


En Zapopan, el nuevo Reglamento de Publicidad Exterior prohíbe los anuncios en puentes peatonales, pasos a desnivel y cualquier columna. Foto: Renee Pérez

MURAL

Como si fuera un juego de quién se cansa primero, las autoridades de los Ayuntamientos metropolitanos no han logrado limpiar la Ciudad de anuncios, pues a pesar de que los pendones en algunos municipios están prohibidos, los siguen instalando.

En Guadalajara, entró en vigor en el 2007 las modificaciones al Reglamento de Anuncios que prohibe la colocación de los banners y a pesar de ello, en los primeros cinco meses del 2008 se quitaron de las vialidades tapatías 120 mil 255 anuncios.

La dirección de Padrón y Licencias inició el diálogo para convencer a las operadoras de espectáculos, principal contenido de los pendones, para que no contraten este servicio de publicidad, todavía sin resultados.

La dirección de Inspección y Vigilancia, implementó además un operativo previo al temporal de lluvias para retirar los banners, además de levantar la infracción correspondiente. Sin embargo, muchas veces no se aplica la multa bajo el argumento de que la dirección de la empresa que los coloca, está en otro municipio como Zapopan, por ejemplo, aunque instale los anuncios en Guadalajara.

En Tlajomulco se atribuye el problema de la saturación visual con plásticos a la construcción de fraccionamientos, pues aprovechan este tipo de publicidad para anunciar los nuevos espacios habitacionales.

Avenidas como López Mateos, Adolf B. Horn y Pedro Parra Centeno son de las preferidas para instalar los impresos tipo banner en los que promueven los desarrollos, describen las características e informan la ubicación de los mismos.

María Magdalena Hernández García, oficial mayor de Padrón y Licencias de Tlajomulco explicó que aunque los reglamentos municipales determinan que algunas de estas vialidades deben estar libres de publicidad, los desarrolladores no acatan la disposición.

“No tienen permiso los fraccionadores y van y se ponen, y también me incrementan trabajo a mí, porque mando a Servicios Generales a retirarlos”, dijo.

“Sí ha habido multas de hasta 70 mil pesos, 80 mil pesos. Cuando solicitan el permiso pues le dices ‘no, porque debes aquí; quieres ponerte, paga tus multas’, y es la manera de hacer la negociación”.

Situación similar es la de Tonalá, en la que unos ponen y el Ayuntamiento quita. El director de Inspección y Reglamentos, Gustavo Aguilar Medina, señaló que para poder colocar este tipo de publicidad se requiere de un permiso de Padrón y Licencias con el visto bueno de Mejoramiento Urbano.

Los operativos de revisión se tratan de realizar de manera conjunta entre ambas dependencias para poder detectar los errores.

La única zona prohibida para la colocación de los pendones es el primer cuadro tonalteca, demarcado por las calles Allende, López Cotilla, Tonaltecas y Matamoros.

Sin embargo es común que se coloquen anuncios sin permiso en las avenidas principales del Municipio anunciando, generalmente bailes de banda.

En Zapopan, el nuevo Reglamento de Publicidad Exterior prohíbe los anuncios en puentes peatonales, pasos a desnivel y cualquier columna. El cuerpo del ordenamiento no señala ningún tipo de autorización para pendones, sin embargo también es común ver este tipo de publicidad en las calles zapopanas.

Scroll to top