Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Policías tapatíos darán apoyo contra las podas clandestinas

Policías tapatíos darán apoyo contra las podas clandestinas


Las autoridades tapatías buscarán meter en cintura a quienes podan árboles sin autorización, lo que cada vez es más común, reconocen. Foto: Marco A. Vargas.

El director de Ecología vincula la mutilación de árboles con espectaculares.

Dolores Reséndiz – PÚBLICO

La carga de trabajo que se vive en el área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Guadalajara y la insuficiencia de personal para supervisar los camellones y áreas verdes de la ciudad, dejan espacio libre a quienes sin permiso podan o arrancan árboles con vida, reconocieron las autoridades tapatías, que solicitaron apoyo de la policía para evitar que la ciudad siga perdiendo su cubierta verde.

El director de Ecología en el municipio, Francisco Javier Ochoa Covarrubias, reconoce que este año no ha sido el mejor para los árboles tapatíos, ya que durante los últimos meses ha ido en aumento el descubrimiento de podas clandestinas en la ciudad.

¿Quiénes y por qué lo hacen? El funcionario responde que no se atreve a responsabilizar a nadie porque hasta hoy, el personal del área a su cargo no ha encontrado a ningún cortador de árboles en flagrancia.

Por ello, el director de Ecología informó que acordaron con la Policía de Guadalajara que se instruya a los oficiales para que en sus patrullajes soliciten a quienes encuentren haciendo una poda o derribo, el permiso municipal para ello. De no contar con el aval del ayuntamiento, se detendrá al infractor. Luego, los gendarmes procederán a llamará a los peritos de inspección ambiental para que evalúen el daño y determinen la sanción respectiva.

Para el funcionario de Guadalajara, hay evidencias de que detrás de algunas de las podas clandestinas se esconden intereses de propietarios de anuncios espectaculares.

Como ejemplo, Ochoa Covarrubias señaló dos puntos en los que la poda clandestina benefició la vista para este tipo de anuncios publicitarios, lo que supone la responsabilidad de los propietarios: “Nosotros no hemos autorizado ninguna poda para que luzcan los espectaculares. Hace tres semanas vimos sobre [la avenida] Lázaro Cárdenas, por el rumbo de la clínica del Seguro Social, y nos encontramos que alguien por la noche hizo una poda. Lo que suponemos es que fueron los dueños de los espectaculares”. Uno caso similar se puede observar en la glorieta de La Normal, agregó.

El funcionario admitió que la poda sin autorización es un problema no sólo de territorio tapatío, sino de la zona metropolitana de Guadalajara en general.

A la Dirección de Parques y Jardines, dependiente del área de Ecología, han llegado hasta 800 peticiones en un solo mes para autorizar podas o derribo de árboles.

El cúmulo de trabajo, que supera la capacidad de la dependencia, obliga a los interesados a contratar el servicio particular del retiro o corte de los árboles, reconoce el funcionario municipal.

Sin embargo, este trámite se legaliza únicamente con la entrega de un dictamen elaborado por la Dirección de Inspección Ambiental que determine la factibilidad de podar o retirar la especie en cuestión.

Los interesados en obtener un permiso para el derribo de un árbol deberán acudir a la Dirección de Parques y Jardines para que los peritos lleven a cabo un dictamen para resolver si procede o no la intención.

Una vez que se obtiene el dictamen a favor, el particular deberá esperar el turno de una lista que puede ser de hasta 800 peticiones.

El costo por las podas que realiza el personal del ayuntamiento van de los 337 a los 1,238 pesos. Por el derribo, el costo es desde 863 hasta 1,724 pesos.

Cualquier persona debería contar con el dictamen a favor para realizar el servicio, aunque contrate a un particular. Sin embargo, este trámite es olvidado por muchos, reconoce Ochoa Covarrubias.

Añade que de un día para otro han amanecido con áreas “pelonas” de árboles en zonas donde ni siquiera se solicitó la elaboración del dictamen técnico.

Casos especiales

• La llegada de aire con mayor intensidad en la ciudad pone al descubierto la debilidad de árboles viejos o descuidados. la Dirección de Ecología en Guadalajara atenderá de manera inmediata las peticiones ciudadanas que consideren que un árbol pone en riesgo el paso peatonal o viviendas de la zona para proceder a su retiro o poda.

Los interesados pueden llamar al 070 y exponer la gravedad de la situación para que los peritos den prioridad al caso.

Este trámite no requiere pago por el dictamen de peritos ni el costo de la poda o derribo.

Scroll to top