Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Ponen a tortuga laud en riesgo crítico

Ponen a tortuga laud en riesgo crítico

MEXIQUILLO, Michocán


Sergio Hernández – REFORMA

Traficantes de huevos y de su piel y carne, han dejado a la tortuga laúd en un riesgo crítico y su desaparición parece inminente.

Esta especie, considerada el reptil marino más grande del mundo, ya que puede medir más de 2 metros y pesar media tonelada, entró en franca decadencia.

Entre octubre y abril, las hembras en edad de reproducción -que viajan por el Pacífico, de Chile a México- salen del mar para poner sus huevos en playas de Michoacán, Oaxaca y Guerrero, donde el saqueo de sus nidos es imparable.

Mexiquillo, playa ubicada en el litoral de Michoacán, fue la playa índice donde científicos de la UNAM pudieron documentar su todavía abundante presencia en la década de los años 80, y su desaparición paulatina a partir de los 90.

De 10 mil 363 nidos de laúd registrados entre el otoño de 1986 y la primavera de 1987, el descenso ha sido discontinuo hasta llegar a 82 en este año.

Los datos son de Laura Sarti Martínez, cabeza del Proyecto Laúd en la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, quien documentó el declive de esta tortuga para que se clasificara en riesgo crítico de extinción a nivel mundial.

Laura Sarti

“Una causa de la declinación en buena medida fue el saqueo de nidadas”, comenta Sarti.

Tierra Colorada, en Guerrero; además de Barra de la Cruz y Cahuitán, en Oaxaca, conforman, junto con Mexiquillo, las cuatro playas más importantes del continente para la reproducción de esta tortuga.

Debido a sus patrones de comportamiento, la laúd nada hasta Chile para luego regresar, y en su recorrido suele morir en las redes de pesca dirigidas a otras especies marinas o quedar atorada en líneas kilométricas de anzuelos que buscan capturar tiburones.

“Si a la voluntad del Gobierno mexicano no se le suma la voluntad, capacidad y el interés que le pongan otros Gobiernos de países por donde transita, o si no le ponemos también atención a los posibles efectos que puede tener la pesca en aguas internacionales, la posibilidad de recuperar la tortuga laúd es baja”, advierte Luis Fuello MacDonald, director de Inspección y Vigilancia de los Recursos Pesqueros y Marinos de la Profepa.

Luis Fuello

La crisis de la tortuga generó un acuerdo para que esa dependencia vigile las playas de anidación en la temporada de desove, acompañados por elementos de la Marina.

Ello, con el propósito de ahuyentar a los traficantes de huevo y de productos de tortuga.

Sin embargo, pobladores señalan que tanto inspectores de Profepa como marinos se ausentan frecuentemente.

En Mexiquillo, REFORMA comprobó que en por lo menos dos noches, en dos semanas distintas, ninguna autoridad vigiló la zona de anidación.

Este 2007 será para México el año de las tortugas marinas, de acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

En un recorrido por playas de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, sólo fue posible observar una tortuga laúd en Barra de La Cruz, Oaxaca, al sur de Huatulco, en donde sí había vigilancia.


En Barra de La Cruz, en esta temporada se registraron 101 nidos protegidos, contra 82 de Mexiquillo.

Scroll to top