Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Que limpien las aguas negras antes que hacer la presa…

Que limpien las aguas negras antes que hacer la presa…

Jorge Lomelí, político de vieja cepa Foto: HECTOR JESUS HERNANDEZ

Jorge Covarrubias – LA JORNADA JALISCO

(1ra. Parte)

A cada paso que da, don Jorge Lomelí Vallejo se apoya con los manos en cualquier objeto que encuentra en su camino, mientras sus piernas se deslizan con cuidado sobre las baldosas para no sufrir una caída.

Hace 34 años que fue presidente municipal de Cañadas de Obregón (1974-1976) sin embargo, recuerda con precisión datos, fechas, nombres, y anécdotas de los personajes de la política con quienes se codeó.

De vez en cuando se da una vuelta a Temacapulín, cuyo poblado pretende inundar la Comisión Estatal de Agua para construir la presa El Zapotillo. Su estancia coincidió con el Quinto Encuentro del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder). No es ajeno al asunto, sabe de las intenciones del gobierno y refiriéndose al embalse suelta: “ yo voy a vivir 10 años más que Matusalén y no la voy a ver” .
Sin embargo, no es un tema que parezca importarle mucho, cuando ve la cámara fotográfica y la grabadora, se detiene y pregunta si soy reportero. Quizá recordará los tiempos en que los reflectores apuntaban a su figura. Se detiene en el interior de una carnicería, propiedad de Santiago Hernández, un hombre encorvado casi de su edad, que fue su escolta durante su mandato, y comienza a narrar aspectos muy puntuales de su gestión.

Respondiendo a otras preguntas, esquiva las interrogantes que se le formulan, y de un tema se brinca a otro, pero sin perder la coherencia.

“ Cañadas, la Plaza de Toros, en 1680 la hicieron. En aquellas fechas no eran estados, eran cantones, y nosotros pertenecíamos al onceavo cantón de Teocaltiche, y Teocaltiche, Aguascalientes. A Aguascalientes lo elevaron a ciudad en 1575, 105 años después hicieron la Plaza de Toros aquí en 1680. Yo tengo fotografías, ahí llegó a torear mi hermano y mi sobrino (Alfonso y Guillermo Lomelí respectivamente, ambos matadores)” .

–¿Oiga, el poblado de Temaca ya lo van a inundar, como ve usted eso?
–Yo viví en Monterrey el 12 de abril de 1950, viví en Monterrey, jovencito, tenía 18 años. Con el 22 mil 806 cayó medio millón de pesos, yo compré el billete. Ya casado viví en México, allá nacieron dos de mis hijos, allá con el 22 mil 716 me volví a sacar la lotería nacional. En 1985 me la volví a sacar, ¿tú crees que tenía que robar siendo político?
“ Tenía 50 mil pesos para obras anuales cuando fui presidente y solicité el teléfono porque no había y me mandaron pedir 127 postes de 8 metros de alto, y cable y un camión de volteo y una casa y, 10 trabajadores pa ponerlo. Señor presidente, a Echeverría, con 50 mil pesos para obras y sueldo. Lo curioso es que Richard Nixon (el presidente de Estados Unidos) habló a la Luna por teléfono en cinco minutos y nosotros por Valle de Guadalupe que pasa la línea telefónica no lo podemos hacer. ¿Cómo ve?, entonces me contestó, tengo los escritos, eso es lo que quisiera mostrar, en virtud de que se escucha muy bien el pájaro madrugador desde la frontera a esta altura de Villa Obregón, se llamaba, vamos a instalar una torre para recibir y despachar llamadas, se puso una caseta y se puso el teléfono.
“ Después se metieron teléfonos en las Villas y ahora hay teléfonos en las casas, te estoy hablando de 1975. López Portillo, dice, lo que usted personalmente me entregó por escrito ya lo he leído por su importancia y di instrucciones a la brigada de caminos para que tramite los trabajos de inspección que se mencionan”.
–¿Hace cuánto tiempo que se retiró del mundo de la política?

–Sí, porque yo estuve, fui comandante regional de todo el estado, ahí verás 16 reconocimientos que tengo y diplomas, desde empezando por Puerto Vallarta hasta Mascota y todo el estado, todos esos cargos tuve, después de que fui presidente municipal, y luego hubo un general retirado que decían que había balaceado el helicóptero para matar a la vieja de Cossío Vidaurri, no sé si te acuerdas. Entonces me mandaron a Lagos de Moreno, en Lagos de Moreno fui comandante regional. Emilio González Márquez me conoció bien ahí en Lagos, es un güero pedante cabrón, el gobernador que está ahorita, él me conoció.

Hace una pausa y de una cartera de cuero raída saca una credencial que lo acredita como el primer comandante de la Secretaría de Vialidad y Transporte en Lagos de Moreno.

–¿Y usted le dijo que era pedante?

–Desde allí en Lagos de Moreno, válgame Dios, güero loco, le dije ¡¿no eres pariente de los Márquez de Cañadas, matones, Pancho Márquez?’. ‘No, Lomelí yo no soy de esos’, respondió. Es de por ahí, es de Lagos. Jorge Zermeño era mi amigo, era presidente municipal en Lagos de Moreno. ¿Sabes quién era mi compañero de trabajo? Alberto Cárdenas Jiménez cuando yo era inspector de trabajo, él era el jefe de la bolsa de trabajo en el Departamento de Trabajo ahí en Guadalajara.

–¿Usted alguna vez pensó que Alberto Cárdenas llegara a ser gobernador?

–Pos cuando él renunció metí a Alfonso mi hermano de inspector ahí, le dieron ese cargo en lugar de la bolsa del trabajo, el torero Alfonso Lomelí. Entonces ahí entró Alfonso mi hermano, él se fue de presidente a Ciudad Guzmán y siendo presidente. También tengo un diploma de ahí de Ciudad Guzmán, de allí se promovió en la política por el PAN y ganó la gubernatura. Eugenio Ruiz Orozco me dijo que él iba a ser gobernador a como diera lugar.

No estás loco, vas a perder. Ese fue mi diputado cuando yo fui presidente, ¿sabes qué quería? 5 mil pesos mensuales para el PRI, pa mantenimiento del PRI. Oiga diputado tengo 50 mil pesos al año para… tengo que darle 60 (mil) al año, tengo que sacar del bolsillo… Las presidencias tienen de dónde sacar, que le doy ni madres, háganme auditoría y hace dos años vino a dar ahí con Jasso, un periodista, Jasso, que andan pegados con él.

Quería ser el presidente del Atlas, ahí andaba moviéndose cuando vino el obispo Polo González González, es de Cañadas, ahí comieron en mí casa, ahí tengo fotos en mi casa, y le dije no vas a ganar ‘¿Por qué?’, Porque tú a Jacobo Zabludovsky y a Javier de la Torre (Alatorre) les dijiste que a como diera lugar ibas a ser gobernador en Jalisco, yo te vi en la tele, ese es un error muy grande tuyo, te preguntaba que por qué, porque tengo la seguridad, yo pendejo, yo sabes qué hubiera contestado Eugenio; tengo confianza en la ciudadanía del estado de Jalisco porque conocen mi trayectoria política y tengo fe y confianza en que voten para que yo gane de gobernador.

Era tan fácil, más político, no seas tan pendejo. ¿Sabes por qué quería ser (presidente) del Atlas? Tiene edificios en Francia, en Italia, en Argentina, dondequiera, por eso quería mover los partidos de futbol.

–¿Desde hace cuánto tiempo se vino a vivir aquí a su pueblo?
–Yo, ya tengo como 15 años.
–¿Ya está retirado de la política totalmente?

–Y me dicen pendejo porque no me arrimo a inscribirme pa que me den 500, 600 pesos cada mes por tercera edad, porque en Cañadas la gente es tan intrigosa, me ven haciendo eso, éste cabrón se sacó dos, tres veces la lotería, tuvo muchísimos cargos en el gobierno, fue presidente municipal, robó hasta que se llenó y anda de limosnero, pues de ese coraje sí me muero, por eso no me arrimo, y unos paisanos, pues por pendejo, pues anda tú, yo todavía no tengo los 70 años, yo te presto yo tengo 82.

–¿Oiga y que percepción tiene del actual gobierno?

-Pues va a haber otra guerra, el 2010, ¿no sabías tú?

–¿Cómo?

-Sí, en 1810 cuando Miguel Hidalgo y Costilla, ¿no hubo una guerra? En 1910, cuando mataron a Madero, ¿no hubo otra guerra? En el 2010 va a haber otra guerra, porque cada cien años hay una guerra civil en México, con este cabrón López Robador (sic) y la chingada, y todos esos líos de política, narcos y la chingada, va haber otra revolución civil.

–Pero yo le preguntaba por el gobernador de aquí.

–Es un pendejo, no te digo que es vanidoso, es un güero que conocí ahí en Lagos de Moreno, de ahí es.

–¿Y no tiene palabras para este gobierno que quiere inundar el pueblo?

–Pues ellos qué pueden hacer, La Zurda la promovió González Gallo, la comenzaron, ahí está, no la acabaron.

–¿Usted cree entonces que no se hace?

–Qué limpien primero las aguas negras que vienen del río Lerma. Ora, son muy buenas estas plantas, esto llegaría hasta Jalostotitlán, San Gaspar, todo esto por el Chiquihuitillo, se inundaría, eh, miles de millones de metros cúbicos. Se habla de que duraría seis años lloviendo para que pueda llenarse.

–¿Entonces nada más es un capricho?

–Pues mira sí se beneficiaría mucho todo Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes.

–¿Y Jalisco?

-También, también, cómo no. Este fue mi policía (voltea con Santiago Hernández cuando yo era presidente, nunca sacó la pistola y sabes que le iba a dar yo un reconocimiento porque no necesitó sacar la pistola para guardar el orden ¿Te platiqué que yo viví mucho tiempo en México, en Las Lomas, ¿sabes cómo le decía a Miguel Aceves Mejía, cómo le decía yo? Oyes Miguelito, ya andan hay unas versiones hablando de ti, que ya no eres Miguel Aceves Mejía, que eres Miguel A veces Gemías…
Scroll to top