Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Que se proteja la zona, piden colonos

Que se proteja la zona, piden colonos


Exigen a Zapopan y la Prodeur actuar para revertir cambio de uso de suelo.

Esperanza Romero – PÚBLICO

La defensa de Los Colomos, en sus tres secciones, lleva a los ciudadanos a demandar la participación efectiva de la Procuraduría de Desarrollo Urbano (Prodeur).

Héctor González Torres, presidente de la colonia Guadalajarita, informó que, ante la falta de información confiable respecto a las actuaciones del Ayuntamiento de Zapopan para que se proteja la zona de Colomos hasta su tercera sección o El Polvorín —donde se ubica el predio Charcos Azules—, los colonos realizan gestiones para que anule la autorización de cambio de uso de suelo otorgada en el trienio pasado, en que se dio visto bueno a la construcción vertical en edificios de hasta 26 pisos.

Hasta el momento no se conoce que el ayuntamiento haya promovido un juicio de lesividad (para declarar nulo un acto del mismo ayuntamiento) ante el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE). Incluso, una suspensión otorgada por una sala unitaria, favorable a los desarrolladores de Central Park, fue con base en ese derecho adquirido (el cambio de uso de suelo). Vale señalar que Zapopan impugnó el fallo y el pleno lo revocó.

“En el cambio de uso de suelo hay que volver a demostrar con todos los antecedentes que tenemos que allí están los veneros y manantiales de Las Amarillas y que fue, efectivamente, la restricción para, hace diez años, no construir cuatro viviendas de baja densidad. Ahora, con mayor razón hay que proteger, por los manantiales”, declaró el líder vecinal.

Agregó que la posición de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semades), acerca de que Colomos III no es Área Natural Protegida (ANP), causó desconcierto, porque “en los antecedentes de Charcos Azules hay camino recorrido, y se demostró cuando se iba a hacer la Ciudad Judicial federal que es zona protegida, y que el uso de suelo ha estado de alguna forma mal otorgado [con dos cambios] por algún interés de favorecer a los promotores”.

Destacó que el origen del problema, concebido como amenaza sobre la zona, es el cambio en el uso de suelo, por lo que se tramitará el juicio de nulidad.

“El predio no es un área de reserva, ni se encuentra en proceso ningún tipo de declaratoria”, afirmó Martha Ruth del Toro, titular de la Semades, quien agregó que no existe un venero dentro del predio. Así lo expuso con el énfasis de que sólo ofrecía información, sin apoyar al proyecto, y para para evidenciar que la intención del Poder Legislativo, de proteger todo Los Colomos, quedó sólo en eso (Público, 9 de febrero de 2008).

– Claves
La historia

• En marzo de 2005, el gobierno del estado adquirió 23,445 metros cuadrados de terreno, en las inmediaciones del Club Atlas, en el bosque Los Colomos, tercera sección, también conocido como Colomos III o El Polvorín. Se trata del predio Charcos Azules

• La adquisición fue por 98 millones 471,604 pesos. Según avalúos públicos y privados, el Ejecutivo pagó 40 millones de más

• Tres días antes de venderle al gobierno de Jalisco, en marzo de 2005, Consorcio Agroindustrial Camapef compró el terreno a mitad del precio que le pagaron

• Tres meses antes, en diciembre de 2004, en asamblea de socios, la empresa amplió su objeto social por considerar que estaba en un momento de crecimiento, para entrar en tratos con entidades públicas, pero un mes después de la compraventa, en abril de 2005, se declaró liquidada

• En junio de 2007, Público informó que en una operación “inusual”, al parecer orquestada para librar al ex gobernador Francisco Ramírez Acuña (a esa fecha secretario de Gobernación),y a Héctor Pérez Plazola, ex secretario general de gobierno y senador jalisciense por el PAN, de la responsabilidad por la compraventa irregular, el gobierno del estado “rescindió” las escrituras

• Se rescindieron las escrituras con base en una supuesta carta compromiso en que se fijaba la cancelación del trato si el bien no se empleaba para el fin adquirido (la edificación de la Ciudad Judicial Federal), pero los diputados no conocieron de la existencia del documento cuando analizaron la permuta, ni el notario la mencionó en la compraventa, pese a que se habría firmado un día antes de la compra

• En una cláusula de las condiciones bajo las que se “devolvió” el predio, el gobierno autorizó el futuro ingreso por avenida Patria

• Una semana antes de que el gobierno estatal firmara el convenio de colaboración con Consorcio Agroindustrial Camapef para rescindir las escrituras, un particular (del Grupo Braico) hizo la solicitud a la Comisión Técnica de Desarrollo Urbano de Zapopan (CTDU) para construir edificios de departamentos en el terreno

• Una semana después, la respuesta fue favorable, a pesar de que la Dirección de Control de Ordenamiento Territorial de Zapopan emitió un dictamen en que declara improcedente tal petición y no hubo quórum para dictaminarla en el seno de la CTDU

Scroll to top