Esta aqui:Inicio » Agua » Realizan la primera marcha del año para exigir la cancelación de la presa El Zapotillo

Realizan la primera marcha del año para exigir la cancelación de la presa El Zapotillo


Habitantes de Temacapulín protestaron frente a Palacio de Gobierno contra la construcción de la presa El Zapotillo, que inundará a esa población, y demandaron la cancelación del proyecto hidrológico. A la manifestación se sumó un contingente de inconformes por la construcción de la Villa Panamericana en el Parque Morelos Foto: ARTURO CAMPOS CEDILLO

Demandan pobladores la protección de Temacapulín; buscan convertirla en Pueblo Mágico

Jorge Covarrubias – La Jornada Jalisco

En la que puede considerarse la primera marcha del año, pobladores de Temacapulín demandaron la protección a esta comunidad, perteneciente al municipio de Cañadas de Obregón, ante la amenaza de una inundación por la construcción de la presa El Zapotillo.

Un contingente de aproximadamente 200 personas partió de la glorieta de la Normal y caminó por avenida Alcalde con rumbo al Palacio de Gobierno y el Congreso del Estado. Al frente de la caravana, un féretro y la imagen de El Señor de La Peñita, de la parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios en Temacapulín, llegaron a buscar al gobernador Emilio González Márquez, porque los “gatos” de Asuntos Interiores del gobierno estatal no han resuelto nada.

Hubo gritos, silbatazos, el cierre momentáneo de la avenida Ramón Corona, apoyos a la comunicadora Carmen Aristegui e incluso una amenaza del septuagenario Salvador Lugo de volver a realizar la hazaña de trepar por el muro del edificio hasta colarse al balcón principal, todo con el propósito de ser escuchados por el mandatario.

“Es más fácil que yo me suba al balcón a que el gobernador baje”, mascullaba el hombrecito, quien a pulso se ganó el seudónimo del “abuelo araña” por una veintena de universitarios que lo vio escalar el Palacio de Gobierno en una marcha contra el placazo efectuada el año pasado.

De entre los inconformes surgió la voz del sacerdote Gabriel Espinoza Iñiguez, oriundo del poblado en riesgo.

Habló de la historia del lugar. Dijo que los primeros asentamientos indígenas ocurrieron alrededor del siglo VI, y para el año 1164 Temacapulín pertenecía al tlatonazgo de Jalostotitlán.

“Todavía en el año 1795 Temacapulín se conservaba como una comunidad totalmente indígena, poco a poco vino el mestizaje y sabemos que toda esta historia no se puede inundar porque por experiencia que todas las reubicaciones e indemnizaciones no han sido justas, por lo tanto no estamos dispuestos a la reubicación de Temacapulín, Acasico y Palmarejo”, precisó.

Recordó que el 8 de noviembre del año pasado el propio mandatario propuso una reunión con los representantes de los poblados en riesgo de inundación, y hoy, 62 días después, no hay una respuesta.

“Está bien que se vaya a Roma a visitar al Papa y a llevarle el Nacimiento, pero también que cumpla con sus propias obligaciones civiles”, demandó el cura.

A la manifestación también se sumaron vecinos del parque Morelos que no desean ser removidos del sitio para cederle su espacio a las Villas Panamericanas; en su mayoría, mujeres de la tercera edad reprocharon la obsesión que tiene el alcalde de Guadalajara, Alfonso Petersen Farah, con sus viviendas.

Hablaron de que el proyecto se amplió hasta la calle de Angulo y avenida Hidalgo, y que son hostigados de manera continua y de distintas maneras. Apenas el lunes, dijo una de las afectadas, personal del Ayuntamiento tapatío comenzó a hacerles marcas a los árboles del parque Morelos sin aparente motivo, y hubo un aumento al predial bastante significativo.

En el Congreso local entregaron un pliego petitorio donde expresan su deseo de convertir a Temacapulín en Pueblo Mágico porque reúne las condiciones, pues posee vestigios prehispánicos, templos, edificios y aguas termales de valor incalculable.

Fueron atendidos por los diputados Carlos Manuel Orozco Santillán, del PRD; Gerardo Rodríguez, del PRI, y José Luis Iñiguez, del PAN. Al final acordaron gestionar una entrevista con el gobernador Emilio González Márquez para saber si existe la disposición de echar atrás el megaproyecto hidráulico, cuyo vaso abastecerá de agua a la ciudad de León, Guanajuato, y a la región de Los Altos.

“Francisco Ramírez Acuña aseguró que jamás volvería a proponer un proyecto que afectara a nuestros pueblos; siendo ésta una determinación oficial, en consecuencia, el actual titular del Poder Ejecutivo, Emilio González Márquez, debe llevar adelante ese compromiso que es obligatoriamente de carácter institucional”.

Scroll to top