Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Rechazan dar año y medio para que industriales traten sus aguas

Rechazan dar año y medio para que industriales traten sus aguas


Evelyn Águila – EL INFORMADOR

El coordinador de Cuencas de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Héctor Castañeda, rechaza que los industriales de El Salto se tomen hasta año y medio en modificar sus plantas de tratamiento para cumplir con la calidad de agua que debe llegar al Río Santiago.

A su juicio, este tiempo es “extremadamente holgado”, por lo que la petición del Gobierno del Estado a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), es que se fije un plazo no mayor a ocho meses para que la nueva infraestructura de los empresarios esté operando, tal y como lo establece la Ley Federal de Derechos que reclasificó el Río Santiago de cuerpo de agua tipo “A” y “B” (en algunos tramos) a categoría “C”, que es la más exigente en la normatividad ambiental.
“Lo cierto y claro es que se deben establecer plazos justamente para que modifiquen sus sistemas de tratamiento y cumplan con la norma; de eso a que se lleven un año y medio, me parece que se tomaron muchos meses de plazo para que esto suceda”.

El funcionario subraya que una vez que entre en vigor esta reclasificación, a partir de enero de 2009, los permisos de descarga que tienen actualmente los industriales deberán ser modificados por la Conagua, con la intención de que se fijen los nuevos límites de contaminantes permitidos.

“Hay un trabajo administrativo que la autoridad federal tiene que hacer para modificar justamente esos títulos de concesión de descarga y que sean vigentes a la nueva reclasificación del río. No lo puede hacer en este momento, toda vez que el río sigue siendo ‘A’ o ‘B’ en algunos tramos, pero a partir del primero de enero, es un trabajo que tiene que hacer la Conagua”.

Ayer, EL INFORMADOR dio a conocer que la Asociación de Industriales de El Salto no cuenta con la capacidad, ni con los recursos suficientes, para modificar en un lapso corto sus plantas de tratamiento como lo establece la ley.
El Santiago es uno de los ríos más contaminados del país, por lo que esta reglamentación permitirá que con agua de mejor calidad, se garantice de nueva cuenta la vida acuática.

Scroll to top