Esta aqui:Inicio » Agua » Reconoce PGR que Presa Zapotillo no tiene permiso para cortina alta

Reconoce PGR que Presa Zapotillo no tiene permiso para cortina alta

Abogado de Temacapulín informa que en el expediente de la controversia constitucional Murillo Karam reconoció falta de licencia para 105 metros

Manifestación en la zona de obras de la Presa El Zapotillo, en el año 2010. Foto: Blog de la diputada Olga Gómez Flores

Manifestación en la zona de obras de la Presa El Zapotillo, en el año 2010. Foto: Blog de la diputada Olga Gómez Flores

Por Agustín del Castillo y Sergio Hernández

31 de enero de 2013.- La Procuraduría General de la República (PGR) ha admitido en el marco de la controversia constitucional 69/2012, que no se cuentan con permisos del municipio de Cañadas de Obregón para edificar a 105 metros de altura la presa de El Zapotillo, lo que allanaría la ruta para cancelar una obra de esas dimensiones, aseguró ayer Guadalupe Espinoza Sauceda, del Colectivo de Abogados (Coa), que asesora a los defensores de Temaca.

En el oficio PGR/021/2013, integrado al expediente referido, el titular de la procuraduría, Jesús Murillo Karam admitió esa situación ante el ministro instructor de la causa, José Fernando Franco González Salas, lo que coincide con la postura del Gobernador Electo de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, de evitar que Temacapulín sea inundado, consideró el litigante.

“Murillo Karam ya emitió su opinión de puño y firma, de que efectivamente no existen los permisos para una cortina de 105 metros; […] entonces es muy importante esa opinión, que de ley se tiene que hacer, porque creemos nosotros que es la postura del gobierno federal en relación a esto, dada la cercanía con Peña Nieto, la relación institucional, y el peso que tiene Murillo Karam”, dijo en entrevista para Milenio Radio.

Cañón donde se levanta la Presa El Zapotillo, sobre el Río Verde. Imagen: Conagua

Cañón donde se levanta la Presa El Zapotillo, sobre el Río Verde. Imagen: Conagua

Ayer en el tema se trataría en la sesión de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero el tema no se trató y se le fijará una nueva fecha de desahogo.

En cuanto a las declaraciones de Sandoval Díaz, de que Temacapulín no va a ser inundado, postura contraria a lo que se manejó durante los últimos 4 años y medio por la Conagua y el Gobierno de Jalisco, es una declaración que ven con buenos ojos.

“Lo que es la postura colectiva se dará el día de mañana (hoy jueves), pero de entrada, la comunidad lo recibe con beneplácito y como una señal de buena voluntad por parte del Gobernador Electo; con esta decisión nosotros confirmamos que nuestra lucha es legítima y que nuestros argumentos son válidos”.

La Presa El Zapotillo, sobre el Río Verde, se planteó inicialmente en 80 metros, para almacenar agua que se enviaría a León. Luego el Gobierno de Jalisco quiso que ese embalse ampliara su almacenamiento para retener más agua y destinarla a Guadalajara, por lo que propuso una cortina de 105 metros que provocará un embalse tan grande que inundará las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Bajar la cortina de 105 metros a 80, salva Temacapulín a condición de que se construyan dos diques de contención para proteger el pueblo en caso de que la presa se llene. Est situación no salva Acasico y Palmarejo, lo que hizo que los miembros del comité de defensa de los pueblos estén analizando el asunto antes de definir una postura formal.

En el diario La Jornada Jalisco, Magdalena Ruiz Mejía, coordinadora de Fomento y Regulación para la Sustentabilidad del equipo de transición de Jorge Aristóteles Sandoval, aceptó que con la decisión tomada por el Gobernador electo no se van a salvar de la inundación los poblados de Acasico y Palmarejo.

“La mayor parte de la población (afectada) está en Temacapulín; Acasico y Palmarejo por desgracia (por el mismo proyecto) tuvieron un desplazamiento de personas. Ahí quedan pocos habitantes y en Temacapulín no ha sucedido esto”, dijo.

Al bajar la altura de la cortina de 105 a 80 metros, la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) no se abastecerá de El Zapotillo, pero a cambio se elabora un proyecto sustentable e integral del manejo del agua en beneficio de sus habitantes, agregó.

“El agua la estamos visualizando como un recurso indispensable para la vida, también lo hemos estado trabajando con toda su complejidad y con todo lo que ha implicado ese recurso estratégico. A partir de ahí se toma con toda seriedad y respeto la decisión de volver al proyecto inicial y por supuesto no inundar Temacapulín.

“De acuerdo a los diagnósticos que se han hecho con todo el equipo de transición, con todo el equipo de Medio Ambiente se ha considerado siempre que la población y las personas que estén dentro del territorio deben ser tomadas en cuenta. Para que cualquier diagnóstico sea aceptado debe tener una visión integral. Entonces hemos tomado en cuenta que los residentes de las cuencas nos deben acompañar en la toma de decisiones”, expuso la bióloga.

El último informe de las anteriores autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la construcción de la cortina de El Zapotillo lleva un avance del 53 % y se han levantado 40 metros a partir del desplante. La inversión hecha hasta ahora ronda los 3 mil millones de pesos.

Ruiz Mejía agregó que se elabora un proyecto de solución para la Zona Metropolitana de Guadalajara. “¿Qué estamos haciendo? Estamos propiciando un diagnóstico de toda la disponibilidad del recurso; también estamos proponiendo que se retome el tema de la conservación de los mantos acuíferos con muchísima seriedad y también queremos promover una cultura de corresponsabilidad en el cuidado del agua por todos los actores y sectores de la zona metropolitana. Nosotros estamos elaborando un proyecto más integral del manejo del agua”.

Sobre el tema se pronunció también , Francisco Ayón López, presidente del consejo de administración del Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado, entidad que recibiría en Guadalajara el agua de la Presa El Zapotillo, lo que ya no sucederá.

“Quiero ser muy enfático para que podamos visualizar el entorno en forma global: la situación del Río Verde está marcada por la Comisión Nacional del Agua (Comisión Nacional del Agua), que señala una disposición de las aguas de ese afluente a dos estados: Guanajuato con 3.8 metros cúbicos por segundo y Jalisco con 12.2 metros cúbicos; pero es de un sistema integral hídrico y esta presa es la primera parte de un sistema, (…) me da mucho beneplácito escuchar las declaraciones del Gobernador electo y del compromiso que se tenía con los habitantes, que después de mucho trajín ya tengan la certeza de que la cortina de la presa será de 80 metros y no inundará sus viviendas…”.

Fue enfático: de todos modos se necesitaban otros embalses en la cuenca y la política del nuevo gobierno será no dañar derechos de las personas.

“Se tendrían que hacer otra serie de almacenamientos en la cuenca para poder sacar adelante los acuerdos de la Conagua; estoy cierto que en ese sentido existe el compromiso de parte del presidente Peña Nieto, de apoyar la situación hidráulica de la zona metropolitana, y buscaremos soluciones que no dañen el tejido social de los jaliscienses”, destacó.

De este modo, entre El Zapotillo y El Purgatorio está la opción de presas intermedias que le den a la ciudad un gasto firme de casi 10 mil litros por segundo provenientes del Río Verde, adicionales al consumo que ahora tiene Guadalajara del Lago de Chapala, la Presa Calderón y el sistema de pozos de los valles de Toluquilla y Atemajac.

Scroll to top