Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Retrasan otros seis meses saneamiento en el río Santiago

Retrasan otros seis meses saneamiento en el río Santiago

El retraso en las plantas mantiene en pausa inversiones por casi 400 millones de dólares, señalan en el corredor de El Salto; la CEA dice que la demora es por responsabilidad del gobierno federal.


La grave contaminación del río Santiago es uno de los principales objetivos de las plantas, que volvieron a quedar postergadas. Foto: Humberto Muñiz

Jesús Estrada Cortés – Agustín del Castillo – PÚBLICO

La Comisión Estatal del Agua (CEA) confirmó lo que se temía: que se demorará al menos hasta septiembre en abrir la licitación para construir el sistema de saneamiento de aguas negras de la zona conurbada de Guadalajara, debido a que el naciente Fondo Nacional de Infraestructura no tiene reglas de operación, y de ahí viene la mitad de la inversión de las obras.

La noticia generó malestar entre diversos empresarios, en especial en el caso de los industriales de El Salto, que señalaron que la falta de solución a la grave contaminación de la cuenca El Ahogado mantiene en pausa inversiones por casi 400 millones de dólares.

La CEA dio a conocer que “el lanzamiento de la convocatoria […] tomará más tiempo de lo previsto, debido a que el Fondo de Inversión en Infraestructura, de donde provendrían los recursos para el financiamiento de las obras, fue sustituido por el recién creado Fondo Nacional de Infraestructura, que hasta el momento carece de reglas de operación”.

Al organismo se le informó “que el nuevo fondo [Fonadin] retomaría todos los proyectos […] la comisión presentaría al comité del Fonadin la ficha técnica de solicitud de apoyo federal para los proyectos estatales el pasado 1 de abril […]”.

El gobierno del estado “se comprometió a publicar la convocatoria para la licitación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de El Ahogado en la segunda quincena del mes de abril”. La CEA y la Comisión Nacional del Agua integraron la información para solicitar el apoyo federal “y emitieron las prebases de dicha licitación el 18 de marzo pasado, para su revisión por las instancias competentes […] Sin embargo, el 27 de marzo se informó que la reunión del 1 de abril se pospondría para dar tiempo a que se concluyera la elaboración, revisión y autorización de las reglas de operación del Fonadin”, señala la dependencia.

No obstante, el decreto de creación del citado fondo, publicado el 7 de febrero de 2008, establece en su artículo 3 transitorio “un plazo de hasta 180 días, a partir de la publicación, para que las dependencias involucradas revisen y preparen los instrumentos jurídicos y financieros necesarios para su operación”.

Por lo tanto, “al no contar con una fecha oficial para la emisión de las reglas de operación […] la CEA tendrá que esperar, en su caso, hasta el plazo establecido en el decreto de creación del fondo [180 días, que se cumplen a fines de agosto] para lanzar la licitación, lo que provocaría un retraso de los proyectos”.

El organismo puntualiza que “el aplazamiento por tiempo indefinido, ocasionado por la falta de Reglas de Operación del Fonadin, cambia la dinámica de los programas de trabajo e impacta negativamente la urgente necesidad del saneamiento de las aguas”.

A juicio de los industriales, esta postergación reduce a “discurso” las intenciones ambientales de las autoridades.

El presidente de la AISAC, Jesús Lara Herrera, consideró que el nuevo retraso sigue manteniendo en suspenso las inversiones proyectadas por el sector privado para El Salto, por entre 300 y 400 millones de dólares, de parte de por lo menos una docena de empresas. “Es muy natural que un inversionista se cuestiona si es el lugar más adecuado donde invertir. Un lugar donde hay tanta incertidumbre no es adecuado para invertir […] Si no hay una seriedad y una definición de las cosas que están sucediendo, difícilmente los inversionistas tendrán tranquilidad”.

Lara Herrera opinó que la postergación agrava la situación de las empresas que tenían planes de invertir y que se han visto “satanizadas” a partir de las denuncias en contra de industrias por la contaminación del río Santiago. “A final de cuentas, la percepción de la población es muy importante, y nosotros tenemos la intención de convencer a las personas que viven en los alrededores de estas plantas, que parte de estas personas son nuestros propios trabajadores, que la mayoría de nuestras empresas está cumpliendo cabalmente con la ley, y el resto creo que está muy cerca de cumplir; es decir que el problema de la contaminación del río no anda por ahí”.

Entonces afirmó que entre los 150 asociados en la AISAC hay 45 plantas de tratamiento de agua, aunque esas descargas después deben ser vueltas a tratar “en las famosas plantas que están retrasadas”.

Sobre las responsabilidades de la situación, opinó que “todos estamos fallando: nosotros, quizá porque deberíamos de pronunciarnos con más fortaleza y presión y claridad, pero a final de cuentas todos tenemos vela en el entierro y tenemos que asumir nuestra parte. Creo que en este caso las autoridades están siendo muy laxas o débiles, o no precisas y concretas”.

Por separado, el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Javier Gutiérrez Treviño, también criticó el retraso en la licitación. “El estado sigue atrasado y, desgraciadamente, en desentrampar la burocracia de Jalisco nos estamos quedando otra vez en el camino de la competitividad. No sólo son las plantas: ahí está Arcediano, que ya nadie habla de él; muchos proyectos que están en el limbo esperando la firma, autorización, el estudio o permiso y la verdad es que no estamos caminando como deberíamos. Debe haber una simplificación”.

– Claves
Qué y cómo se debe sanear

• En la zona conurbada de Guadalajara se localizan dos grandes cuencas: Atemajac, de 419 kilómetros cuadrados, y El Ahogado o Toluquilla, con 518 km2, si se incluye la subcuenca de Puente Grande. En Atemajac hay diez subcuencas. Al norte de Atemajac existe la cuenca del río Blanco, que atraviesa entre el valle de Tesistán y las montañas de San Esteban, y se encuentra también con creciente ocupación de la ciudad

• El paquete que se licitará: dos plantas de tratamiento con capacidad máxima conjunta de 10.75 metros cúbicos por segundo, un túnel colector de ocho kilómetros de longitud y numerosas redes de colectores y alcantarillado, que deben garantizar la recolección de los desechos de la metrópoli

• Aguaprieta, con capacidad de 8.5 m3 por segundo, será la planta de tratamiento más grande de México y la segunda en América Latina, después de La Farfana, en Chile. Allí se saneará hasta 75 por ciento de las aguas residuales de la ciudad

• El Ahogado captará las aguas residuales del sur y suroriente de la ciudad, con una capacidad máxima de 2.25 m3/seg. Esta agua se utilizará para la generación de energía eléctrica [1,400 litros por segundo], para reuso en el parque industrial de El Salto (700 lts), para riego agrícola y para recarga de la presa El Ahogado y de Cajititlán


– Cronología
Saneamiento

Las aguas negras de Guadalajara comenzaron a contaminar de forma acusada a la cuenca del río Santiago desde los años setenta. Las soluciones se comenzaron a plantear seriamente a partir de 1996, pero han pasado doce años y el avance es mínimo

1996-1999. Para afrontar el doble reto de ampliar el abasto y sanear aguas negras, se trabajó un gran proyecto de infraestructura de casi 300 millones de dólares. Pero no pasó ante el Congreso local, que se negó a autorizar un préstamo internacional. Diputados opositores arguyeron que los esquemas subsidiaban a las empresas y que el costo financiero a largo plazo podía ser asfixiante

2001. Entra en operaciones la planta de tratamiento de río Blanco, en Zapopan, con lo cual se sanean apenas 325 litros por segundo, lo cual no es más que la mitad de lo que produce esa cuenca, y entre 3 y 4 por ciento de la contaminación de toda la ciudad. Esta planta la opera el SIAPA

2000. Se cumple el plazo fatal señalado por la norma oficial NOM-002-ECOL-1996 para sanear aguas en ciudades mayores de 50 mil habitantes; Jalisco, a partir de este año, y hasta 2007, acumulará pasivos por cerca de cien mil millones de pesos, que serán condonados a cambio de una obra que nunca se realiza

2003. Se define el nuevo proyecto de saneamiento. Se acuerda la construcción de cinco plantas de tratamiento: Aguaprieta, Coyula, Puente Grande, El Ahogado y Santa María Tequepexpan, además de la modernización y ampliación de la planta de río Blanco. Este sistema incluye producir agua de alta calidad para abastecer el vaso de Cajititlán, construir un túnel colector para no arrojar aguas tratadas al vaso de Arcediano, y un plan de saneamiento adicional para las cuencas de los ríos Verde, Zula y Santiago. Su estrecha vinculación con el proyecto de Arcediano impidió las obras

2006-2008. Comienzan las licitaciones para el nuevo proyecto de saneamiento, que se reduce al túnel colector y dos plantas de tratamiento: Aguaprieta y El Ahogado, así como agua de calidad de esta segunda hacia Cajititlán. El primer proceso se prolonga y es declarado desierto en 2007. El segundo no se pudo abrir en abril de 2008, por problemas con los recursos federales

Scroll to top