Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Sacarán camiones de la Calzada a fin de año

Sacarán camiones de la Calzada a fin de año

Ignacio Pérez Vega – PUBLICO

Está listo el estudio técnico elaborado por el Centro Estatal de Investigación de la Vialidad y el Transporte (CEIT), cuyo resultado es que trece rutas del corredor calzada Independencia-Gobernador Curiel desaparecerán a fines de este año para dar paso al funcionamiento del Macrobús.

Diego Monraz Villaseñor, director general del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), informó que 90 por ciento de las rutas son operadas por la empresa Alianza de Camioneros y el restante 10 por ciento pertenece a la ruta 621 del servicio de minibuses subrogado del Sistecozome, así como a dos rutas del Sistecozome diesel: 60 V1 y 60 V2.

De esta forma, 156 camiones y minibuses de las trece rutas (ver gráfico) dejarán de recorrer los 16 kilómetros asignados al Macrobús, a fin de no hacerle la competencia a los autobuses articulados con cupo para 160 pasajeros.

Esas trece rutas se extinguirán porque recorren más de 35 por ciento de los 16 kilómetros del corredor del BRT (Bus Rapid Transit).

Monraz Villaseñor dijo que prácticamente todos los transportistas de las rutas señaladas aceptaron ya asociarse y formar una empresa llamada Macrobús SA, con 90 por ciento de participación de la Alianza de Camioneros y 10 por ciento de acciones para quienes son dueños de unidades en la ruta 621.

Serán los dueños de esas trece rutas y 156 unidades, quienes pudieran ganar la licitación para operar el Macrobús, dada su experiencia al trabajar en esa vía y por los derechos de antigüedad que tienen.

Además, el estudio, hecho por el CEIT y entregado ya al Siteur, establece que otras trece rutas que actualmente “pisan” más de 20 por ciento del corredor del Macrobús serán las que operen las rutas alimentadoras hacía la vía Independencia, con cien autobuses.

Hay otras 104 rutas de transporte que “pisan” algunas cuadras de la calzada Independencia o de Gobernador Curiel. En esos casos, el CEIT también ya realizó los dictámenes respectivos para hacer las modificaciones pertinentes, pues el propósito es que ninguna ruta “se empalme” con el servicio del Macrobús, por lo que sólo se autorizará a los transportistas cruzar la vía, pero no transitar por ella, confirmó.

Sobre la tarifa que tendrá el Macrobús y el cobro que se hará a quienes hagan transferencias en rutas alimentadoras y en la línea 2 del Tren Ligero, el entrevistado refirió que el precio del pasaje y del transbordo “surgirá cuando se lance la convocatoria”, prevista para fines del presente mes. La transferencia podría costar 50 por ciento del boleto del Macrobús, como actualmente ocurre con el servicio del Pre-Tren.

En la licitación para operar el Macrobús vendrán las características financieras, operativas y de flota, información que se reservará hasta la entrega de las bases a las empresas interesadas. “Esto se hace así para que sea un concurso que garantice equidad y transparencia”, apuntó.

Una vez que el gobierno estatal hizo cambios en el proyecto de movilidad, apenas la semana anterior, será el Siteur el organismo encargado de lanzar la licitación del nuevo servicio de transporte.

Esa paraestatal cuenta con un comité de adquisiciones que será el encargado de revisar a los postores interesados en el Macrobús, cuya concesión se daría hasta por un lapso de quince años.

El comité de adquisiciones del Siteur lo integran representantes del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Regional de la Industria de la Transformación (Careintra) y la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), así como un integrante de la Contraloría del Estado, el propio Siteur, y podría llamarse a algunos invitados especiales, explicó el titular del organismo público.

Las agrupaciones civiles Colectivo Ecologista Jalisco y Guadalajara 2020, así como el Consejo Económico y Social (Cesjal) fungirán, como una contraloría social para observar que el proceso de licitación del Macrobús se apegue a la ley.

En cambio, el Instituto de Transparencia e Información Pública (Itei) rechazó la invitación del Siteur para integrarse como observador del proceso, pues no está entre sus atribuciones realizar tales tareas, informó el presidente del organismo, Augusto Valencia López.

Una vez que se abra el concurso, el Siteur daría su fallo en un par de semanas como plazo mínimo.

La idea es que en los últimos días de diciembre y primeros días de enero, el primer corredor de transporte articulado entre en funcionamiento, finalizó Monraz.

Cambios abruptos quedarán como anécdotas

• Los cambios en el proyecto de movilidad, considerados como “abruptos” por organismos civiles, quedarán como parte del “anecdotario”, aseguró el ahora director del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Diego Monraz Villaseñor.

Sin aviso previo, Monraz Villaseñor dejó la dirección del Organismo Coordinador de la Operación Integral del Transporte (OCOIT) para ocupar la del Siteur. El movimiento se hizo para que sea esta paraestatal la que lance la licitación para operar el Macrobús.

Además, en una sesión fast track, el Congreso amplió de cinco a quince años el periodo de las concesiones del Macrobús.

“Al ciudadano allá afuera, a los 4.2 millones de personas que todos los días tienen problemas por la inmovilidad urbana, no les importa ni le entienden si es CEIT, OCOIT o Siteur —si no entienden las siglas, menos les importa el asunto de en qué dependencia se les soluciona su problema—, lo que quieren es la solución. A mí y al gobernador eso nos queda muy claro”, subrayó el funcionario.

“Lo importante es que empecemos a recuperar la esperanza de que esta ciudad tiene sustentabilidad. Si logramos esto, lo demás quedará en el anecdotario de cuántos cambios tuvimos que hacer todos como sociedad y como gobierno, que realiza las modificaciones para que esto mejore”, refirió.

Scroll to top