Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Se deslindan industrias de la contaminación en el río Santiago; se nos está satanizando: Reséndiz

Se deslindan industrias de la contaminación en el río Santiago; se nos está satanizando: Reséndiz

Las empresas tiramos las aguas residuales en la Presa del Ahogado; tienen que salir por algún lado, dice

La responsabilidad es también de los municipios; tienen la obligación de tratar las aguas y no lo hacen


Rubén Reséndiz, vicepresidente de la Asociación de Industriales de El Salto Foto: ARTURO CAMPOS CEDILLO

Mauricio Ferrer – LA JORNADA JALISCO

“Me parece injusto e inapropiado que solamente se culpe a la industria de que se está contaminando, cuando hay muchos responsables en un tema de esta naturaleza”, dijo ayer el vicepresidente de la Asociación de Industriales de El Salto AC (AISAC), Rubén Reséndiz, luego de que el menor de 8 años Miguel Angel López Rocha murió de intoxicación por arsénico la semana pasada tras una larga estadía en coma por haber caído al río Santiago.

“Si hay culpables, que se investiguen; las autoridades tienen los elementos, tienen toda la información, saben muy bien lo que hacemos, se han hecho investigaciones de los productos peligrosos o no peligrosos que manejamos”, dijo el industrial.

El segundo al cargo de la AISAC –asociación que reúne a unas 150 empresas en el corredor industrial de El Salto– pidió que “se aplique la ley” si alguien la incumple. Y sugirió: “si la ley no es suficiente, que se modifique en los Congresos locales para que no caigamos en el punto de la impunidad”, no sólo en la parte industrial, dijo el empresario, sino también en las cuestiones agrícolas, así como en la responsabilidad de los municipios. “Los municipios están obligados a tratar sus aguas y ninguno lo está haciendo”.

A Reséndiz le “llama la atención” que en los medios se hable de más de 200 industrias del corredor industrial de El Salto, cuando la asociación sólo tiene registradas 150.

En los medios a los que alude el industrial se ha hablado de 266 descargas industriales identificadas que son vertidas al Santiago. El mayor flujo corresponde a la industria química farmacéutica. Le siguen en jerarquía la industria de alimentos y bebidas, la textil, la de celulosa y papel y la tequilera. Nombres: Celanese Mexicana, Ciba Especialidades Químicas, IBM, Nestlé, Industrias Ocotlán y Harinera de Maíz de Jalisco, según el Inventario de Descargas en Jalisco de la Gerencia Regional de la Comisión Nacional del Agua, estudio al que han hecho referencia los medios en más de una ocasión.

Reséndiz dijo que el problema de la contaminación en El Salto es antiguo, que incluso ellos (los industriales) se han pronunciado por la “necesidad del saneamiento de la Cuenca del Ahogado”.

“Las empresas de la zona estamos tirando las aguas a la Presa del Ahogado; sigue faltando infraestructura de la zona y tienen que salir las aguas residuales por algún lado; no hay drenaje y tiene que salir a algún lado, eso es, la presa del Ahogado”, reveló el industrial.

Además: de las 150 industrias existentes en la AISAC, sólo el 50 por ciento posee plantas de tratamiento, según el propio Reséndiz.

Pero puso el ojo en “muchas empresas clandestinas que trabajan sin ningún control, que nadie las visita y que estas empresas definitivamente no cumplen con la regulación en materia de protección ambiental”.

¿Cuántas? ¿Cuáles? ¿Dónde? ¿Tienen pruebas? Fueron algunas preguntas que se le hicieron al industrial sobre estas industrias “clandestinas”. El hombre no presentó una sola prueba de sus declaraciones: “es una situación difícil, pero son las autoridades que tienen esta información… (20, 30, intervino una reportera)… yo creo que son mucho más… (cuánto más)…mucho más”.

De las denuncias que, dijo, han hecho como empresarios de la zona, tampoco mencionó ningún número, pero sí aseguró que “no es suficiente la capacidad de las autoridades para controlar todo esto, es tiempo de hacerlo ya, basta de decir que no hay dinero, que no hay presupuesto, que no se tienen los aspectos técnicos, nos estamos acabando esta zona y está repercutiendo en la salud”.

Rubén Reséndiz lamentó que “se esté satanizando a las industrias cuando también hay una parte de la autoridad para sanear esta parte de la Cuenca del Ahogado y también vigilar que el río Santiago esté en mejores condiciones”.

Scroll to top