Esta aqui:Inicio » Agua » Se suman a petición de estudio epidemiológico por daños en Juanacatlán

Se suman a petición de estudio epidemiológico por daños en Juanacatlán


Evelyn Águila – El Informador

Un organismo más, a nivel internacional, busca que el Gobierno mexicano realice un estudio epidemiológico entre los habitantes de Juanacatlán y El Salto, que es la parte más aguda de contaminación a lo largo del Río Santiago.

Se trata de la organización alemana FIAN (Foodfirst Information & Action Network, por sus siglas en inglés), que desde diciembre pasado realiza una serie de recorridos por el Santiago, provocando una intensa campaña por las graves violaciones al derecho a la salud y alimentación en esta zona.

“Al momento, miembros de FIAN de países cómo Alemania, Austria, Bélgica y Francia, entre otros, se han pronunciado, evidenciando la falta de acción de los gobiernos federal, estatal y municipal y de las instituciones privadas responsables”.

Una de las cuatro solicitudes enviadas al Presidente de México, Felipe Calderón, es que “se tomen acciones urgentes para atender la emergencia sanitaria y se realicen los estudios epidemiológicos necesarios para determinar los impactos a la salud”.

El la misiva también piden implementar un programa integral de saneamiento en el Río Santiago y un programa interinstitucional de monitoreo permanente de la calidad del agua, así como la reparación de los daños.

Estas recomendaciones coinciden con las emitidas por el Tribunal Latinoamericano del Agua, que sesionó por primera vez en Guadalajara el pasado mes de octubre y que en su veredicto final no sólo responsabilizó a las autoridades estatales de daños a la salud por la contaminación del Río

Santiago, sino que también pidió la realización de un estudio epidemiológico.

Incluso, instó a las autoridades y a los demandantes “a que acuerden los términos para lograr una posible declaratoria de emergencia sanitaria en la zona de Juanacatlán y El Salto”.

Pero desde entonces no se ha hecho nada. Las poblaciones ni el sitio de grave contaminación son monitoreados, pese a los casos de cáncer, enfermedades en la piel y padecimientos respiratorios denunciados por los propios habitantes de estos dos municipios de Jalisco.

Y es que desde mediados del año pasado, el diálogo entre autoridades y organismos civiles que han llevado el caso a diversas instancias, está quebrantado.

Scroll to top