Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » SÍNTESIS SEMANAL: Tala ilegal en beneficio de visibilidad de anuncios comerciales

SÍNTESIS SEMANAL: Tala ilegal en beneficio de visibilidad de anuncios comerciales


EL INFORMADOR

En el 2008 se registran al menos 500 podas clandestinas, realizadas por particulares en pro de los carteles publicitarios

POSDATA

· EL INFORMADOR dio a conocer un problema ecológico y de clandestinidad en la ciudad: la tala ilegal de árboles para beneficiar la visibilidad de los anuncios espectaculares e incumplimientos de los reglamentos municipales para su ubicación.

· Durante la semana, se informó sobre el caso en tres municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG): Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque.

· El Ayuntamiento de Guadalajara detectó al menos 500 podas clandestinas realizadas por particulares en pro de los carteles comerciales, en lo que va del año.

· Según el director de Parques y Jardines del municipio tapatío, Homer Jones Dera, los propios dueños de las estructuras son quienes contratan al personal para esta actividad y es complicado ejercer algún tipo de acción en su contra, para esto es necesario sorprenderlos in fraganti. El funcionario indicó que en 2007 se detuvieron a tres personas podando árboles sin permiso.

· El Ayuntamiento tapatío realiza únicamente tres tipos de podas en la ciudad: “poda preventiva”, para evitar incidentes durante el temporal de lluvias, la segunda para reducir los accidentes ocasionados por el viento, y la última, a petición de los ciudadanos afectados por la especie. En este último caso, en lo que va de 2008, se han autorizado alrededor de mil podas.

· La Dirección de Parques y Jardines ya notificó a la Dirección de Inspección y Vigilancia para que atienda la problemática, pues la primera dependencia no tiene las atribuciones jurídicas, ni el personal suficiente para sancionar a los infractores.

· Por su parte, el titular de la Dirección de Parques y Jardines Zapopan, Jesús Padilla Amador reconoció que estas podas en la vía pública son un “problema muy serio”, observable en toda la ZMG.

· En este municipio, las vialidades donde se llevan a cabo estas prácticas clandestinas son Avenida Patria, en la zona del centro comercial del mismo nombre y en su cruce con Acueducto; Avenida Mariano Otero, entre Plaza del Sol y Periférico; Avenida López Mateos, Avenida Clouthier, Avenida Guadalupe y Avenida Tepeyac.

· Aunque el Ayuntamiento de Tlaquepaque reconoció que decenas de anuncios incumplen con el actual ordenamiento de Imagen Urbana, no pueden retirarlos porque cuando fueron instalados (hace 10 años, aproximadamente) no tenían restricciones.

· La Oficialía Mayor de Padrón y Licencias de Tlaquepaque reconoció irregularidades en la instalación de comerciales en el municipio, específicamente en la Carretera a Chapala. El titular de la dependencia, Sergio Silva, dijo que si bien éstos no se pueden retirar sí es posible regularizarlos.

· El mes pasado se reportó una poda de 23 árboles en la Carretera a Chapala, por impedimento de visibilidad de un anuncio. Tras el aviso, acudieron inspectores que posteriormente sancionaron a la empresa publicitaria con una multa de 48 mil pesos. Otros de los puntos donde se han encontrado podas de árboles en éste municipio, son en las avenidas Revolución e Hidalgo, Lázaro Cárdenas y Periférico.

· Además del ya mencionado problema de clandestinidad, las especies tienen más riesgo de contraer enfermedades, pues los “tala árboles” realizan podas que no se apegan a los lineamientos ecológicos demandados por los municipios.

· Generalmente, la tala ilegal se lleva a cabo por la madrugada, a fin de evitar la vigilancia, tanto de las autoridades municipales, como de los vecinos.

· Otra de las precisiones reglamentarias es, por ejemplo, que los anuncios no pueden instalarse a pocos metros de cables de alta tensión, junto a construcciones grandes, monumentos, edificios públicos o áreas verdes.

· El Colectivo Ecologista Jalisco trabaja con el Ayuntamiento de Guadalajara para revisar qué puntos del reglamento y de las políticas públicas incentivan actitudes contrarias a la conservación de los árboles de la ciudad.

Scroll to top