Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Ten cuidado con nuevas casitas

Ten cuidado con nuevas casitas

Presentan inmuebles fallas eléctricas, sanitarias y hasta estructurales

Pablo Sepúlveda – MURAL

Si estás por comprar una vivienda en un nuevo desarrollo residencial, toma tus precauciones y evita sorpresas que puedan poner en riesgo tu patrimonio.

Según ingenieros con distintas especialidades, las casas nuevas que se pueden adquirir en los fraccionamientos que han proliferado en diversos puntos de la zona metropolitana pueden estar a la venta con fallas de origen, algunas con soluciones sencillas y otras que pueden dar problemas a largo plazo.

Armando Mora Zamarripa, secretario de la junta consultiva del Colegio de Ingenieros Civiles de Jalisco, consideró que algunas viviendas pueden llegar a presentar diferentes tipos de fallas debido a la premura con la que se terminan, ya que en ocasiones los constructores tienen tiempos límite que les obliga a reducir el rigor en la calidad.

Señaló que las fallas pueden presentarse en diferentes momentos, entre ellas las estructurales, que generalmente se presentan tiempo después, o las de fontanería, que se pueden detectar desde que la casa está terminada.

“Los problemas que más se han dado es en fontanería, fugas de agua potable que al ratito son humedades o problemas de hundimientos (…), la instalación de las llaves o los manerales. Un problema estructural o una mala calidad en la cimentación, eso se te va a presentar al mes, mes y medio, o hasta una cuarteadura”, apuntó Mora Zamarripa.

Advirtió que los problemas se han dado también debido a los suelos dónde se construyen las casas, y recordó que los primeros fraccionamientos que se levantaron en Tlajomulco tuvieron problemas en menos de seis meses debido a los malos estudios de suelos que se hicieron.

José Antonio Gómez Reyna, investigador del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenieras (CUCEI) de la UdeG, advierte que para reducir gastos, muchos desarrolladores no trabajan con los especialistas adecuados que se hagan responsables por una instalación eléctrica.

Afirmó que en muchas ocasiones las instalaciones no están hechas considerando el consumo real de los habitantes de cada vivienda, y los desarrolladores por ahorrarse unos pesos compran materiales de baja calidad, como cables con aislamientos más económicos.

Los riesgos por una instalación pueden ir, según el académico, desde una fuga de energía eléctrica que se refleje en un costoso recibo hasta un incendio que pone en peligro las vidas y el patrimonio de los residentes.

Según Eduardo Contreras Rubio, ex presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Jalisco, además de la calidad de los materiales y su instalación, el problema también es que no se adquiere responsabilidad por lo que se está entregando a los compradores.

“Cuántos desarrolladores no utilizan a los ingenieros, en las casitas meten a los maestros electricistas y vuelvo a insistir, no es que sean malos, deben saber mucho, pero, ¿cómo los haces responsables? No hay manera de responsabilizarlos, a ellos no los regula nadie”, subrayó Contreras Rubio.

Ve, pregunta y exije antes de comprar casa.

Revisa la paredes en busca de cuarteaduras, algunas tienen solución, pero las que corren en 45 grados, aunque no son comunes, implican fallas estructurales.

Para revistar que todo esté bien con el agua, abre todas las llaves de la casa.

Es importante subir a las azoteas en busca de cuarteaduras, reparar éstas cuesta caro. En tiempo de lluvias pueden provocar goteras.

Para cerciorarte que no hay fugas de agua, cierra todas las llaves de la casa y revise que el contador no esté registrando paso.

Si tu casa tiene acabados, revisa madera, azulejo y muebles de baño para asegurarte de que no tienen detalles o defectos.

Proteje tu inversión, cuida todos los detalles y pide garantías.

Si compras una vivienda popular, cuando firmes el contrato revises que te den la garantía por un año, si es una residencia, pide al constructor una fianza por un año para protegerte de vicios ocultos o una mala construcción.

Las casas de muestra están diseñadas para vender, algunas se muestran hasta amuebladas, lo que puede diferir de las que entregan, revisa bien tu contrato ya que hay constructoras que entregan viviendas en obra negra.

Problemas que se pueden presentar por una instalación eléctrica “chafa”.

Interrupciones por un sobrecalentamiento de líneas.

Incremento en el recibo por fuga de energía.

Un incendio por sobrecarga.

Scroll to top