Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Tlajomulco va contra Semarnat y Profepa; detiene Santa Anita Hills

Tlajomulco va contra Semarnat y Profepa; detiene Santa Anita Hills

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco en rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de Tllajomulco

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco en rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de Tllajomulco

Por: Mario Galindo (@mariogalindop)

29 de octubre de 2015.- El proyecto urbanístico Bosque Alto o Santa Anita Hills, a edificarse en el Bosque de La Primavera, destruiría un importante área generadora de oxigeno de la ciudad, y es por eso que el Gobierno de Tlajomulco anunció que dará la batalla legal para promover la nulidad del cambio de uso de suelo aprobado el 19 de mayo por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó el alcalde Alberto Uribe Camacho.

El Presidente Municipal indicó que el dictamen de la Semarnat es omiso al no señalar la existencia en la zona de especies catalogadas como de protección especial, además de criticar que en sus líneas se considera la construcción de viviendas como una acción que aumentará la productividad del terreno.

“La Semarnat considera técnicamente que el desarrollo no compromete a la biodiversidad, que no provocará erosión de los suelos ni deterioro de la calidad del agua o disminución de su captación. En ese mismo dictamen se menciona que no es posible determinar el grado de afectación respecto a las microcuencas, fauna, suelo y flora pero se justifica que el terreno será más productivo con viviendas que conservándolo como bosque, algo que me parece una joya que quedará para la historia”.

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco en una visita al Bosque de La Primavera, donde se pretende construir  Santa Anita Hills. Foto: Ayuntamiento de Tlajomulco

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco en una visita al Bosque de La Primavera, donde se pretende construir Santa Anita Hills. Foto: Ayuntamiento de Tlajomulco

En ese mismo sentido, el alcalde dijo que su gobierno implementará otras cinco acciones en busca de proteger las 30 hectáreas de bosque que se pretenden fraccionar. Entre ellas se encuentra combatir el levantamiento de la suspensión temporal emitida el primero de junio por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) e iniciar un proceso administrativo para revocar las licencias municipales.

“La resolución administrativa girada por la Profepa el 22 de octubre reconoce que en la zona existen arboles similares a los que hay en el Área Natural Protegida de La Primavera y que hay evidencias de incendios forestales pero que la zona se encuentra regenerada, en pocas palabras la Profepa dio luz verde para destruir un importante ecosistema y pulmón de oxigeno de la ciudad”.

Además, el municipio de Tlajomulco presentará ante el Tribunal de lo Administrativo de Estado (TAE) un juicio de lesividad contra todas las acciones emitidas con anterioridad por ese mismo gobierno.

En este apartado, Uribe Camacho aclaró que el dictamen de impacto ambiental emitido por el municipio en 1999 carece de validez legal, de acuerdo a lo establecido por la Ley General de Equilibro Ecológico y Protección al Ambiente, donde se faculta exclusivamente a la Semarnat como la instancia encargada de evaluar el impacto ambiental por el cambio de uso de suelo en áreas forestales.

Por lo anterior, Uribe Camacho mencionó la necesidad de elaborar un nuevo estudio de impacto ambiental a través de una dependencia federal o internacional.

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco  en rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de Tllajomulco

Alberto Uribe, Presidente Municipal de Tlajomulco en rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de Tllajomulco

Referente al trabajo de la actual administración, el alcalde aseguró que en las próximas semanas iniciarán con el proceso de actualización del Programa de Ordenamiento Ecológico que deberá fungir como directriz del Plan Parcial de Desarrollo Urbano, con el propósito de ampliar la Zona de Protección Ecológica de La Primavera.

“Las decisiones en materia de medio ambiente no admiten medias tintas, necesitamos ser enérgicos. Lo dije en mi toma de protesta, la protección al ambiente y el desarrollo sustentable es el reto de los gobiernos, me comprometí a sembrar árboles no a derribarlos, es por eso que no permitiremos que se desarrolle el proyecto Santa Anita Hills o Bosque Alto”.

Con la implementación del proyecto urbanístico se calcula un ingreso neto superior a los más de 450 millones de pesos.

Scroll to top