Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Uncategorized » Ultimátum de asociación de pescadores de Cajititlán a autoridades para sanear la laguna

Ultimátum de asociación de pescadores de Cajititlán a autoridades para sanear la laguna

Jorge Covarrubias – LA JORNADA JALISCO

CUEXCOMATITLÁN, 3 DE AGOSTO.- La música de Chuy Lizárraga y su banda Tierra Sinaloense irrumpió en el silencio para atraer a los pobladores. La fiesta patronal de Cuexcomatitlán está próxima a celebrarse en el mes de septiembre, pero no era este el motivo de la convocatoria, sino la contaminación que afecta a la laguna de Cajititlán, la cual ha puesto en riesgo la pesca. En la plaza central del pueblo ribereño se reunieron las uniones de pescadores de San Miguel Cuyutlán, San Lucas Evangelista, San Juan Evangelista y el propio Cuexcomatitlán para definir acciones que obliguen a las autoridades de orden municipal, estatal y federal a comenzar con el saneamiento de las aguas, postergado desde hace varios años.

Poco después del mediodía comenzaron los pronunciamientos con severas críticas a la administración del presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Antonio Tatengo Ureña, principal responsable de las gestiones con los gobiernos estatal y federal para el saneamiento del vaso lacustre.

A través de las bocinas, colocadas en el kiosco de la plaza, se escucharon descalificaciones de “inepto” y “corrupto”, dirigidas al primer edil. Fue el presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, el perredista Enrique Alfaro Ramírez quien se encargó de abrir la tanda de intervenciones con esas menciones.

“Después de haber hecho muchos esfuerzos, después de haber tenido varias reuniones de diálogo con las autoridades de la Comisión Estatal del Agua (CEA) del gobierno del estado y hasta con el propio presidente municipal la conclusión a la que llegamos los que hoy estamos aquí convocando es que no podemos seguir esperando soluciones que se quedan siempre en las promesas y que jamás se materializan (…) No vamos a permitir que Tlajomulco se resigne a tener en la presidencia a corruptos o a ineptos, ninguno de los dos”, indicó.

Refirió que desde hace 4 años las autoridades vienen haciendo promesas de construir una planta de tratamiento y dotar de maquinaria para dragar el canal Cedro y permitir que fluya agua limpia hacia la laguna. Sí enviaron maquinaria, pero para “dragar los canales de aguas negras”, se quejó uno de los pescadores.

Y es que durante el último lustro, dijo el perredista, se han presupuestado más de 2 mil millones de pesos para saneamiento de parte del gobierno estatal. Tan sólo en el último ejercicio 2008 se etiquetaron 764 millones para obras en la Laguna de Cajititlán y hasta la fecha no se ha gastado un solo peso. El gobierno municipal de Tlajomulco tampoco reservó recursos para solucionar el problema.

“Revisen el presupuesto de egresos del municipio de Tlajomulco para este año, el presidente municipal que tanto dice que tiene compromiso con la laguna, ¿saben cuánto dinero le puso a la partida presupuestal de saneamiento? Cero pesos este año, ni un solo centavo, ¿eso es congruencia?, ¿eso es estar comprometido con el gobierno municipal?”, cuestionó.

A continuación del diputado, los pescadores presentes decidieron constituirse en Asamblea Permanente para defender la Laguna de Cajititlán, dando como plazo a las autoridades hasta el 8 de agosto para que ofrezcan una respuesta. De lo contrario, advirtieron, se tomarán medidas más drásticas que bien podría ser el cierre de carreteras, el bloqueo de canales o la toma de edificios públicos.

Enrique Alfaro propuso acudir a la presidencia municipal y no permitir que Antonio Tatengo ingrese a su oficina hasta no arrancarle un compromiso serio con los pescadores. Las acciones a seguir se decidirán mañana en una nueva asamblea a realizarse a las 11:00 horas en el malecón de Cajititlán.

De ésta primera asamblea se obtuvo un resolutivo que dirigirán al gobernador del estado Emilio González Márquez, y al munícipe tlajomulqueño. Al mandatario se le pide iniciar las obras de infraestructura antes del 8 de agosto. Que informe por escrito los tiempos de ejecución y los nombres de los responsables directos de las acciones de saneamiento. Que informe el destino de los 764 millones de pesos etiquetados este año para la limpieza de los ojos de agua en la zona conurbada de Guadalajara. Que indemnice a los pescadores afectados en su actividad productiva por las condiciones ambientales, conforme a la iniciativa promovida por legislador perredista el 28 de mayo en el Congreso del Estado.

A Tatengo se le exige fijar un posicionamiento claro y comprometido con la defensa de la laguna. Que ponga en marcha las medidas correctivas para frenar la descarga de aguas residuales. Que entregue por escrito la información que acredite la posesión de los terrenos donde se construirán las plantas de tratamiento y, que explique porque el presupuesto del municipio no dispone de un solo centavo para el saneamiento de la laguna.

Los posicionamientos fueron duros, sin la menor intención de conceder absolutamente nada que implique un nuevo engaño. Los pobladores tienen ganas de cobrarse la factura que les endosó el primer edil en su precampaña.

“La única carta que tenemos los pobres es nuestro voto … nunca entreguemos el voto a intereses mezquinos. Nos ven la cara de nacos. Nos tratan miserablemente”, gritó Sebastián Ureña García, un médico muy conocido en Cajititlán.

El Comisariado Ejidal Rogelio García sonrió, el presidente de la Unión de Pescadores de Cajititlán Martín Morales sonrió, los habitantes sonrieron y el diputado … No es que esté en busca de votos, (sí bien algunos de sus correligionarios ya se preparan para brincar al siguiente cargo), afortunadamente “están muy lejos las elecciones”, precisó.

Admitió que lo suyo es la política, pero de la buena, aquella que funciona para servir a la gente, para resolver los problemas de los ciudadanos, para encontrar soluciones y para encontrar salidas a los anhelos y las necesidades de la gente.

“Claro que aquí todos los que estamos, estamos haciendo política, no grilla que es diferente”, indicó.

Pesca en riesgo

De la Laguna de Cajititlán se alimentan aproximadamente 250 familias que han hecho de la pesca y la renta de lanchas su modus vivendi , una actividad que genera aproximadamente mil empleos directos e indirectos. Aunque hace una década comenzó el declive del vaso lacustre, hace tres años sufrió una de las etapas más críticas al presentarse una mortandad masiva de peces por las descargas residuales de las poblaciones aledañas, nuevos fraccionamientos e industrias.

Los focos rojos se encendieron nuevamente y está latente la suspensión de la actividad pesquera ante el creciente nivel de contaminación. Los productos de la laguna todavía son consumibles, sin embargo existe la posibilidad de que en unos cuantos meses ya no lo sean.

“Sí, todavía actualmente, nosotros lo podemos constatar porque como pescadores somos auto consumidores de nuestro producto y aquí seguimos todavía sin enfermedades, pero no queremos llegar a generar esto al consumidor más adelante una cuestión de salubridad”, alerta el presidente de la Unión de Pescadores de wste lugar, Martín Morales.

La contaminación del agua es evidente, con el paso del tiempo se ha vuelto de un color café oscuro que impide ver siquiera el nivel de la misma en sus orillas, y por doquier se encuentran extensas plagas de lirio. Sin embargo en los últimos tres años no se ha practicado un análisis químico que pueda revelar la presencia de metales pesados.

El último lo realizó una institución del gobierno, cuyo nombre no recuerda Morales, y aunque resultó favorable, asegura que no se hizo en el lugar adecuado, exactamente en el sitio donde desembocan las aguas que provienen de la cabecera municipal.

Nos cortan las redes

La contaminación de la laguna no es el único problema al que se enfrentan los pescadores. Los residentes de los nuevos fraccionamientos La Noria y Tres Reyes, han intentado desplazar a los pescadores para hacer de la laguna un sitio exclusivo para la práctica de deportes acuáticos, lo que ya ha ocasionado fricciones a tal grado que tuvo que intervenir la Capitanía y Puerto, delegación Chapala para conciliar los intereses.

“Ellos son gente que tienen dinero, tienen lancha, moto ski, quieren que no haiga (sic) redes para poder deslizarse, se meten, nos las rompen, nos las destruyen y eso tampoco lo podemos permitir”, advierte el líder de pescadores.

Cuexcomatitlán y demás poblaciones aledañas (sin dejar a un lado Cajititlán) tienen las condiciones para convertirse en pueblos mágicos, de ello está convencido Morales. Cajititlán por ejemplo recibe cada año en los dos primeros meses, aproximadamente cinco millones de visitantes que llegan a venerar las imágenes de los tres Reyes Magos y a disfrutar la arquitectura del pueblo, es decir, turismo religioso, el mismo que prometió apoyar el gobernador cuando se le ocurrió donar a la Arquidiócesis de Guadalajara más de 90 millones de pesos para la construcción del Santuario de los Mártires.

“No, no, no, hasta ahorita no (no hay apoyo). Se pretende hacer a los pueblos, pueblos mágicos que también el señor presidente (Antonio Tatengo) manifestó, pero para ello no tenemos la infraestructura, ni las ganas principalmente de la autoridad de hacer buenas infraestructuras como estacionamientos, como restaurantes, principalmente sanitarios que no los hay. En los pueblos llegas, visitas un pueblo, buscas d;onde hacer del baño y lógicamente tienes que irte a una casa a ver si te dan chance porque no hay sanitarios públicos”, se lamenta.

Hasta hace unas cuantas semanas, el líder de los pescadores era parte de la nómina del Ayuntamiento de Tlajomulco, trabajaba en un área destinada a la conservación de la laguna. Hubo diferencias con el primer edil y abandonó su cargo para defender la causa que tiene a sus compañeros entre la espada y la pared.

“Yo prefiero quedarme con mi gente en Cajititlán con los pescadores que represento porque ahí vivo, porque ahí nací y la nómina como se lo dije en una ocasión a él mismo, la nómina no me interesa porque yo tengo otros negocios dónde vivir”.

Scroll to top