Esta aqui:Inicio » Naturaleza » Biodiversidad » Un ocelote y 6 aves, de vuelta a su hogar silvestre

Un ocelote y 6 aves, de vuelta a su hogar silvestre

El felino es uno de los más codiciados del mundo por la belleza de su piel.


Agustín del Castillo – PÚBLICO

El bosque de pino y encino Las Azucenas, en Bolaños, Sierra Madre Occidental, se convirtió en el nuevo hogar de siete ejemplares de fauna silvestre que fueron liberados el pasado miércoles 23 de enero. Se trata de un pequeño mamífero de piel codiciada: el ocelote, y de seis aves: cuatro cara caras, un tecolote llanero y un cernícalo.

La liberación fue autorizada por la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por medio del Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS), en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) del gobierno de Jalisco, así como el personal técnico de la unidad de manejo de vida silvestre (conocidas con la abreviatura “Uma”) del bosque Las Azucenas, propiedad de Marco Aurelio Montaño.

El ejemplar de ocelote que fue liberado ayer (Leopardus pardalis), especie felina en peligro de extinción tanto en la norma oficial mexicana como en el catálogo de la Convención Internacional contra el Tráfico de Vida Silvestre (CITES), nació en estas mismas barrancas, y fue atrapado por un lugareño en el municipio de Chimaltitán, al sur de esta región, y asegurado el 7 de febrero de 2006.

“Después del aseguramiento, el ejemplar fue trasladado a las instalaciones de la Seder en Vivero Colomos, el cual fue albergado en una jaula de malla ciclónica […] el 12 de julio del 2006, se puso a disposición del Centro para la Conservación de la Vida Silvestre Guadalajara el ejemplar para su liberación en el hábitat adecuado. A partir de este momento comenzaron los trabajos de rehabilitación”, señala el documento justificativo de la Semarnat.

La rehabilitación consistió en que el felino recuperara el temor a la presencia humana y desarrollara las habilidades de un cazador silvestre, lo cual culminó a mediados de 2007, lográndose apenas su reintroducción al medio salvaje.

“Dentro del conjunto predial de la Uma Las Azucenas, las presiones antropogénicas son mínimas, toda vez que a partir del proyecto de la Uma, las actividades de aprovechamiento forestal han sido suspendidas, así mismo dado el carácter de la Uma —ecoturismo en su primer etapa— se han establecido medidas de contingencia a efecto de evitar la cacería furtiva, la tala ilegal y cualquier tipo de aprovechamiento extractivo y no extractivo, que no esté contemplado dentro del plan de manejo”.

Considerando el rango doméstico del ocelote —cuatro a 18 kilómetros cuadrados para los machos— “la superficie total de la Uma facilita la adaptación del ejemplar a su nuevo ambiente, siendo una especie no abundante en la zona, la capacidad de carga del ecosistema particular no se verá afectada; en el caso de las aves, sus hábitos oportunistas también facilitan su rápida adaptación y su inclusión en los grupos ya establecidos de manera natural”.

Las Azucenas forman parte de una región prioritaria, según la Comisión Nacional para Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), para las aves migratorias de América del Norte, y conserva parte de los bosques de viejo crecimiento que le quedan a la Sierra Madre Occidental.

Scroll to top