Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Urgen a Zapopan a que reclame y proteja Colomos III

Urgen a Zapopan a que reclame y proteja Colomos III


“Central Park viola todas las leyes” y acabará con virtudes que vende: Villagómez.

Esperanza Romero – PÚBLICO

Con el fin de proteger la tercera sección del bosque Los Colomos, conocida también como El Polvorín, y frenar en forma definitiva el proyecto de vivienda vertical nombrado Central Park, que ya se comercializa exitosamente pese a que carece de las licencias de construcción, Manuel Villagómez Rodríguez, regidor del Ayuntamiento de Zapopan, presentará ante el pleno una iniciativa para que la comuna tramite el juicio de lesividad respecto al cambio de uso de suelo que en forma ilegal otorgó la pasada Administración para dar cabida a torres de departamentos de hasta 26 pisos en el predio Chacos Azules, ubicado a un costado del Club Atlas.

Asimismo, anunció gestiones para que sea decretada Área Natural Protegida y sea expropiada.

Lo anterior, ante el riesgo de que el congelamiento de permisos, que en forma unánime aprobaron los ediles zapopanos en mayo de 2007 para la zona, sea solventado por los inversionistas, cuyo negocio rebasa los cien millones de dólares.

Los desarrolladores promovieron un juicio ante el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) para que el ayuntamiento les expida los permisos con base en el uso de suelo que la Comisión Técnica de Desarrollo Urbano (CTDU) aprobó para el predio, y así sacar adelante el proyecto. El pleno del TAE revocó la suspensión que el magistrado Horacio León había otorgado. Pero la batalla legal sigue y se abren nuevos frentes mientras el proyecto, de 240 departamentos, se vende con gran éxito, por las ventajas ecológicas que el sitio ofrece (Público, 3 de marzo de 2008).

El regidor perredista dijo que es natural que haya interés por adquirir vivienda en la zona, pues se trata de un sitio paradisíaco, de envidiable ubicación: “Todos quisieran vivir en un bosque, pero deben saber que sería a costa de dañarlo”.

Explicó que, una vez sabido que todo el polígono de Los Colomos, en sus tres secciones, no fue elevado a rango de Área Natural Protegida (ANP) por el Ejecutivo, a pesar de que en 2005 el Congreso emitió un punto de acuerdo para que así fuera, e incluso se solicitó la publicación del decreto correspondiente, queda en manos del municipio diseñar los instrumentos para hacer efectiva la preservación del único pulmón que queda dentro de la ciudad. La declaratoria para proteger el bosque de El Nixticuil es prueba de que el ayuntamiento puede, “aunque el trámite sea largo, porque dura más del año”.

Se refirió también a la iniciativa de ley que hace cuatro meses presentó para que el Arroyo de La Campana sea protegido “y está en vías de serlo”, ya que la propuesta pasó a primera lectura. Para el regidor, el juicio, la declaratoria y la expropiación darán garantías de que El Polvorín será preservado.

El regidor hizo ver que, con la venta de departamentos de lujo en las tres torres que se proyecta construir sobre el predio Charcos Azules, tanto los desarrolladores como los promotores están cometiendo fraude. Se trata, dijo, de la venta de proyectos, de “sueños” que, en la medida que se vigile el cumplimiento de la ley, no podrán concretarse: “Central Park viola todas las leyes y acabará con el equilibrio perfecto natural, como reza su eslogan”, afirmó categórico.

Villagómez Rodríguez consideró que el titular de la Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento de Zapopan debe intervenir de inmediato, ya que no se puede vender, ni siquiera en preventa, un proyecto que carece de, por lo menos, la habitabilidad expedida por la dependencia.

Sostuvo que hay responsabilidad de tipo penal, pues en la Ley de Desarrollo Urbano, recientemente reformada, “nos tocó [como diputado] tipificar el delito por ofertar bienes inmuebles si no se ha cumplido con los requisitos de la ley para su edificación”.

Indicó que el ex gobernador Francisco Ramírez Acuña rechazó la reforma porque no se le pidió su opinión, pero “finalmente se modificó la ley y, si no hay licencias para construir, no pueden vender”.

A propósito del ex gobernador, remarcó que fue en su gobierno que se compró a sobreprecio el terreno de Charcos Azules y luego regresó a sus vendedores, para librar la responsabilidad por la serie de irregularidades, pero con la autorización de Zapopan para hacer edificios departamentales, lo que es un atentado a Los Colomos.

El regidor consideró indispensable tramitar el juicio de lesividad, para que quede nulo el cambio de uso de suelo y la expropiación del predio, por el interés público de preservar la zona de recarga de manantiales.

Scroll to top