Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Zapopan, en cruzada antiespectaculares

Zapopan, en cruzada antiespectaculares


Ayer, tres obreros quitaron un anuncio de avenida Patria, frente a la UAG. Foto: Público

Vanesa Robles – PÚBLICO

Un trío de obreros dio ayer el banderazo simbólico a una nueva campaña del gobierno de Zapopan, trepado unos 30 metros arriba del pavimento de la avenida Patria y sin protección alguna. Por la “seguridad” y salud visual de los habitantes del municipio, el ayuntamiento pretende retirar los anuncios espectaculares de las principales avenidas.

A decir del alcalde zapopano, Juan Sánchez Aldana, el plan es retirar todas las estructuras para publicidad de gran escala de las calles más transitadas. Incluso, dijo, mañana mismo presentará ante los integrantes del Cabildo el borrador de un nuevo reglamento de imagen, más estricto del que hoy regula la instalación de la publicidad en la vía pública, con la esperanza de que los regidores lo estudien y aprueben a más tardar en un mes.

Con todo lo laxas que son las reglas actuales, la oficina de Inspección de Reglamentos ha detectado que, de las 700 estructuras para espectaculares que existen en Zapopan, unas 40 no tienen licencia —y eso que no se ha revisado la situación de las que están en los accesos carreteros y el Periférico—, la mayoría porque carece de un dictamen de Protección Civil que garantice que son seguras.

En esa situación estaba el armatoste que se retiró ayer de la avenida Patria, frente a la Universidad Autónoma de Guadalajara, después de un acuerdo con la empresa dueña, Espectaculares de Occidente, explicó el jefe de Anuncios del municipio, Luis González.

Al mediodía, llegaron al sitio tres hombres que, igual que superhéroes —pero sin ficción—, dotados sólo de unas llaves pericas, sin casco ni arneses, subieron a lo más alto de la estructura que permanecía en el sitio desde enero de 2007 y comenzaron a desmontarla, ante la mirada despreocupada del alcalde, atónita de los agentes de Protección Civil del Ayuntamiento, ajena de los que caminaban por la calle y estupefacta de un grupo de personas que presenció la escena.

El Ayuntamiento de Zapopan se molestó en aclarar que los superhéroes no son burócratas, sino obreros de la empresa responsable. La empresa responsable sólo aclaró que se llevará las toneladas de fierro a otro sitio de la metrópolis, de la entidad o el país donde las autoridades sí le den permiso.

Juan Sánchez Aldana afirmó que, en la semana en curso, las empresas responsables desmontarán una docena de estructuras que no tienen licencia. Hasta el momento se ha negociado con distintas empresas propietarias el retiro de trece armatostes más, y no existe una fecha para que desaparezcan los otros quince irregulares.

Juan Sánchez Aldana insistió ayer en su discurso de los últimos días: sin espectaculares —la frase cambiante del discurso—, pretende que Zapopan sea una ciudad ejemplar dentro de la zona metropolitana de Guadalajara.

Scroll to top