Esta aqui:Inicio » Ciudad Sustentable » Zapopan proyecta parque habitacional en la barranca

Zapopan proyecta parque habitacional en la barranca

Tendría biblioteca virtual y senderos para peatones y para bicicletas.

La zona de Las Mesas es hoy habitada, principalmente, por gente de bajos recursos. Foto: Rafael del Rio

Vanesa Robles – PÚBLICO

Inspirado en la ciudad de Bogotá, Colombia, el Ayuntamiento de Zapopan pretende crear un parque con viviendas populares, bibliotecas modernas, servicios culturales y áreas de recreación en una de las zonas de mayor marginación de la ciudad, la conocida como Las Mesas, separadas del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño por la barranca del río Santiago.

El director de Obras Públicas de la ciudad, Gabriel Hernández Romo, informó ayer que las autoridades contemplan invertir entre 160 y 200 millones de pesos como capital semilla para el proyecto, que se alojaría en un predio de 23 hectáreas, en el norte de la urbe.

El resto de los recursos se conseguirían a través de un patronato ciudadano, que se está constituyendo con ese fin y cuyos integrantes se conocerán en los próximos días.

El lunes, el alcalde zapopano, Juan Sánchez Aldana, habló de que la obra, todavía sin nombre, será la más importante de su Administración, un ejemplo para los otros municipios en la visión de ciudad “que queremos” y con un edificio nunca antes visto en esta metrópoli. No quiso dar más detalles. Gabriel Hernández aclaró ayer que, por lo pronto, el proyecto es sólo eso: una idea.

Una idea que necesitará el aval de un complicado Cabildo y de la comunidad indígena de Mezquitán, dueña de las 23 hectáreas del norte de la urbe, donde las autoridades pretenden materializar su obra.

El servidor explicó que no se pretende erigir uno, sino varios edificios de instalaciones deportivas, salones interactivos, bibliotecas virtuales y tradicionales, un circuito de senderos que comunique a esa zona con diez kilómetros de ciclopistas y senderos peatonales que se pretenden habilitar en el municipio y un espacio de vivienda “de alta calidad”, pero económica, para la gente pobre que actualmente habita la zona.

Para que las 23 hectáreas de suelos rurales sean habitables a bajo costo, el Ayuntamiento de Zapopan realizaría la urbanización de un par de hectáreas y luego entregaría el proyecto a una constructora privada, que tendría que comprometerse a reflejar el ahorro en la venta de las viviendas.

No serán casas subsidiadas por el gobierno, pero sí autosuficientes y de buena calidad, prometió el funcionario.

Añadió que la idea de erigir “algo” en las tierras de la comunidad indígena de Mezquitán surgió al principio de la Administración actual, un día que Juan Sánchez Aldana visitó la zona y se enamoró de ella, desde donde se aprecia la barranca del río Santiago y la unión de ese torrente con el Verde. El “enamoramiento” de Juan Sánchez tomó cuerpo después de que él y su comitiva visitaron Bogotá, Colombia.

Según Gabriel Hernández, los planes de las autoridades de Zapopan no tocarán ni un centímetro del territorio de área protegida que se pretende declarar en la barranca del Santiago.

Scroll to top